19 de septiembre del 2014 16 °C

¿Cómo regular la venta de comida saludable en los colegios?

La mayoría de los quioscos ofrecen comida chatarra y alimentos que generan sobrepeso en los niños

¿Cómo regular la venta de comida saludable en los colegios?

Hoy son cada vez menos los niños que llevan refrigerio al colegio. La mayoría lleva dinero y compra sus alimentos en la escuela. Sin embargo, el problema llega cuando los quioscos presentan ofertas poco saludables, comida chatarra y alimentos que lo único que logran son incrementar el índice de obesidad infantil.

El niño con dinero en mano puede elegir el producto que más le provoque, generalmente golosinas, gaseosas, galletas y sánguches poco nutritivos. En el quiosco no hay nadie que pueda controlar el consumo y regular su compra. Por ello es necesario que se establezcan algunas políticas sobre la venta de algunos productos en los colegios.

Estados Unidos, Chile y México son algunos de los países que han puesto atención a estos detalles y hoy por hoy cuentan con leyes y reglamentos que protegen a los estudiantes de la oferta chatarra.

PROPUESTA
Al respecto, la ministra de Educación, Patricia Salas, informó que su sector coordina con el Ministerio de Salud la emisión de una directiva para promover el consumo de alimentos saludables, como alternativa a la comida “chatarra”.

Al comentar una propuesta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para prohibir la comida chatarra en los colegios, Salas O’Brien dijo que esta directiva estará acompañada de una campaña educativa sobre la importancia de tener una alimentación saludable.

Esta directiva o norma de los sectores Educación y Salud tendrá entre sus principales objetivos ayudar a reducir los índices de sobrepeso y obesidad en la población escolar, problemas asociados al consumo de alimentos con alto contenido de sal, azúcar y grasa.

EN CASA
La titular de Educación indicó que con miras al inicio del año escolar, se tiene previsto orientar a los padres de familia sobre la preparación de loncheras saludables y nutritivas, para dar prioridad al consumo de frutas y otros alimentos con pocas calorías.

Agregó que este tipo de medidas en pro de la salud de la población escolar irá de la mano con el incremento de las horas de Educación Física en las instituciones educativas, para el caso de inicial, primaria y secundaria. Para ello se efectuará un rediseño de la currícula escolar.

Según un estudio de la OPS, el 54% de alumnos peruanos confesó haber consumido gaseosas una o más veces por día en el último mes. Además, cerca del 20% de estudiantes presentó sobrepeso y un 3% obesidad, de acuerdo con los valores reportados de peso y talla.