Paso a paso: ¿Cómo picar cebolla?

¿Cada vez que quiere cocinar algo se le hace un mundo tener que picar la cebolla para hacer el aderezo? Pare de sufrir

Hace algunas semanas preguntamos a los lectores de elcomercio.pe qué tarea básica de la cocina les parecía más difícil. El 33% dijo que picar cebolla en cuadraditos.

Entonces, acudimos al cocinero Daniel Sologuren, quien nos dio una clase práctica –y rápida- para que el acto de cortar cebollas sea menos tedioso.

Eso sí, él dice que no hay nada que podamos hacer para evitar el lagrimeo. Así que solo nos queda acostumbrarnos y ser valientes.

Antes de empezar, afile bien su cuchillo. Sologuren recomienda utilizar uno grande, que tenga borde liso y una punta amplia. Esta última es la parte del cuchillo que más se utiliza cuando se corta cebolla.

LIMPIAR
Si usted es de las personas que lava la cebolla antes de cortarla e, incluso, antes de pelarla, puede dejar de hacerlo, es algo innecesario. El lavado se hace una vez que esté picada.

Lo que hay que hacer es cortar los dos extremos de la hortaliza y, después, quitarle la cáscara. Es preferible que esto no se haga sobre la tabla de picar. De esta manera nos aseguramos de que permanezca limpia.

PARTIR EN DOS
El siguiente paso es cortar la cebolla por la mitad. Para esto, apóyela sobre uno de sus lados planos y pártala siguiendo el sentido de las líneas que se pueden ver en la capa superior.

PICAR
Ahora es momento de empezar con los pequeños cortes. Primero, con la punta del cuchillo, haga láminas delgadas. Estas tienen que seguir el sentido de las líneas naturales de la cebolla y no deben llegar al otro borde. Si quiere un resultado bastante fino, tendrá que hacer cortes más delgados.

Luego se tienen que hacer uno o dos incisiones transversales (piense que está dividiendo el cuerpo de la cebolla en tres o en cuatro), dependiendo del tamaño de los cuadrados que desee. Sostenga la cebolla por la parte superior, sin levantarla de la tabla de picar, para asegurarse de que no se vaya a empezar a desarmar.

Ahora solo falta hacer los últimos cortes. Estos deben de ser en sentido contrario de los primeros y sí deben de ir de extremo a extremo. Ojo: tenga mucho cuidado con sus dedos, las puntas deben de estar hacia adentro. Su mano debe verse como una pequeña garra cogiendo la cebolla.

Si desea, puede rematar la picada pasando el cuchillo sobre los trozos cortados.

DETALLES
La parte interior de la cebolla, la más blanca y dura, generalmente no se usa. Estos pedazos se retiran después de haberla cortado para evitar que la hortaliza se desarme.

“El corazón de la cebolla usualmente amarga las preparaciones, es como la raíz. Si se va a comer cruda, no se debería utilizar. Pero sí se puede agregar al aderezo”, señala Sologuren.

Con esto ya puede empezar a practicar para realizar con mayor velocidad este quehacer indispensable a la hora de cocinar.


Tags relacionados

cebolla

Paso a paso