02 de septiembre del 2014 16 °C

En siete pasos: hornee y regale cupcakes en el Día de la madre

Si todavía no sabe cómo engreír a su madre, abuela, tías y compañeras de trabajo que ya tienen hijos, aquí le damos una deliciosa y práctica idea

Los cupcakes están de moda. Estos quequitos han dejado de ser solo un postrecito para los niños y ahora juegan en las ligas mayores.

En vez de una gran torta de matrimonio servida en cajitas, por ejemplo, una linda torre de cupcakes de sabores y decoraciones más elegantes es la nueva tendencia. “Es genial porque no necesitas un plato ni una cuchara, es mucho más práctico y permite presentaciones muy variadas”, explica Paloma Casanave, creadora de Miss Cupcakes.

Ella es una profesora de educación inicial que no ha desperdiciado ni un gramo de talento. Desde niña le encanta hornear postres y es fanática de los cupcakes. Así que en paralelo ha creado su pequeña empresa.

UNA TORTA EN MINIATURA
El cupcake es un quequito de porción personal y ahí radica su encanto. Como es pequeño, uno puede divertirse y dejar volar su imaginación en la decoración y por ello se vuelve un lindo detalle.

Ya que el mejor regalo es hecho con nuestras propias manos, Paloma Casanave propone regalar por el Día de la Madre (o en cualquier ocasión) unos lindos cupcakes bien decorados. Y como no todos gozamos de cursos de cupcakes en Estados Unidos como ella, la Miss Cupcakes nos enseña una receta muy sencilla en siete simples pasos.

HORNEANDO CUPCAKES
Necesitará los siguientes ingredientes:
1/2 taza de mantequilla con sal
1 taza de azúcar blanca
2 huevos
Extracto de vainilla
1 1/2 de harina sin preparar
2 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 taza de leche evaporada
12 Kisses de Hersheys (o el chocolate de su elección)

Para el merengue:
1/2 taza de azúcar
1/4 cucharadita de cremor tártaro
2 claras de huevo
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Para decorar:
Grajeas de colores, chocolate, lo que usted desee.

PASOS A SEGUIR
Mezclar los ingredientes
Se junta la mantequilla al tiempo, no muy fría y cortada en cuadraditos con la taza de azúcar, y se comienza a unir con la espátula hasta integrar bien. Luego, agregue dos huevos, pero uno por uno, tómese su tiempo. Estos también deberán estar a temperatura ambiente.

Agregue las dos cucharitas de extracto de vainilla y luego los ingredientes secos. Primero, la mitad de la harina, media taza de leche y la otra mitad de la harina. No sobrebata la masa, pero sí integre todo muy bien, que un grumo de harina no es delicioso en el cupcake.

Rellenar el recipiente
Póngalo sobre los pirotines que ya están en la bandeja especial para cupcakes. Estas puede conseguirlas en cualquier supermercado o mercado, al igual que los pirotines. Paloma Casanave utiliza en esta ocasión el tamaño número 7.

Ponga el pedazo de chocolate en el fondo y luego, con una cuchara de helado para que todas las medidas sean iguales, eche la masa.

Hornear los cupcakes
Precaliente el horno a 185 grados Celsius por 20 o 25 minutos y meta los cupcakes durante otros 20 minutos. Para saber si están listos, introduzca un palito de metal en el quequito. Si sale limpio, ya están en su punto, así que sáquelos y déjelos enfriar durante 20 minutos. Si ve que están muy cocidos, no los deje enfriar en el molde.

Preparar el merengue
En un recipiente se mezcla azúcar y menos de un cuarto de cucharada de cremor tártaro. Esto se lleva a baño maría y se agregan dos claras de huevos. Paloma Casanave recomienda comprar los huevos en mercados, porque son más grandes.

Bata la mezcla hasta que el azúcar esté disuelta. Sabrá si está lista si es que al coger un poquito del frosting o merengue, ya no siente los granitos de azúcar. Cuidado con cocer los huevos.

Levantar el frosting
Se agrega media cucharadita de vainilla (Paloma Casanave utiliza una sin color, pero si no puede conseguirla, puede usar la clásica) y se bate hasta que triplique su volumen. Sabrá que está listo porque si levanta la batidora, el merengue mantendrá los picos.

Se llena la manga con el frosting. Si no tiene una, puede usar una bolsa, pero que sea gruesa y bien limpia, solo le tiene que cortar la esquina.

Decorar los cupcakes
Para decorar se presiona un poquito la manga y se hace un cerrito de merengue sobre el cupcake. Y encima puede poner sprinkles o lentejitas de colores. Busque en el mercado las diferentes opciones de grajeas. Puede usar también chocolate rallado. Para hacerlo, meta el chocolate a la refrigeradora durante unos minutos y rállelo.

LOS MÁS GOURMET
Miss Cupcakes acaba de cumplir un año. Paloma Casanave recibe los pedidos que luego se reparten vía delivery. “Mi negocio se ha impulsado por el Facebook “, cuenta ella, que se ha especializado en cupcakes gourmet. “Se han puesto de moda en los showers y en los eventos de empresas”.

¿Le parece una buena y bonita idea para regalo?

Tags relacionados

Día de la madre

Postres

Cupcakes