VIDEO: por el Día de la Canción Criolla, un menú 100% peruano

El Rincón que no Conoces, la casa de Teresa Izquierdo, nos presenta un bufet para celebrar con guitarra y cajón

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

El pasado 27 de julio la madre de la cocina criolla nos dejó. Teresa Izquierdo fallecía y la gastronomía peruana se vestía de luto. Su gran legado ha caído sobre Elena Santos, su hija y mejor aprendiz, quien desde hace unos meses se encarga de hacer de cada plato un deleite para los comensales.

A pocos días de celebrarse el Día de la Canción Criolla, la ausencia de ‘Mamá Teresa’ se siente con más fuerza, aunque su sazón sigue intacta en las ollas y pasillos de su restaurante El Rincón que no Conoces.

Carmen Pineda, una de las sobrinas de Teresa, presentó el menú 100% criollo, respetuoso del espíritu moreno y que el restaurante ofrece normalmente, platos que servirán de una espléndida antesala para los festejos nocturnos.

MENÚ
En la mesa, lo primero que llena los ojos es una olla de escabeche que hace salivar a cualquiera. Se sirve con choclo, papa, camote, aceituna y huevo. “Esta es una de las mejores cosas que me dejó mi tía. Su escabeche era impresionante, como todos sus platos”, comenta Carmen.

“El secreto está en el aderezo, que el escabeche no tenga mucha grasa y que la cebolla esté crocante para que se siente el sabor”. Además, está el tacu tacu con apanado y el ají de gallina.

Elena recomienda la sangrecita, que se decora con cebolla china, rodajas de rocoto fresco y se sirve con yuquitas fritas. El arroz con pato y el estofado de punta de pecho con garbanzos y arroz también forman parte del top ten de platos imperdibles del restaurante.

No creas que los platos marinos están ausentes en la carta; el bufet también incluye cebiches y tiraditos, además de tradicionales postres criollos, su especialidad, en donde los picarones resaltan por sobre todas las cosas.

NOVEDADES
Elena ya prepara algunas novedades para su carta: el tacu Tere, un tacu tacu relleno con carne de res o chancho, servido con plátanos y guarnición caliente. “También pienso como posibilidad hacer tres opciones de menú degustación, que lo llamo piqueo a la mesa. Todo esto lo teníamos planeado con mi mami, yo solo lo he retomado ahora”.