29 de julio del 2014 16 °C

El ajo induce a la lujuria y puede curar la impotencia

El libro “Las plantas del amor” nos detalla ciertos mitos y verdades sobre plantas que nos ayudarían a mejorar nuestro rendimiento sexual

El ajo induce a la lujuria y puede curar la impotencia

Durante 20 años se dedicó a investigar las culturas chamánicas. Después de todo ese tiempo, el alemán Christian Rätsch publicó su libro “Las plantas del amor”, en donde se dedica a mostrarnos los mitos y las verdades acerca de ciertas plantas afrodisiacas que nos ayudarían a mejorar nuestra acción sexual y libido.

“Se sabe que ya hace sesenta mil años los neandertales usaban plantas que más tarde se consideraron afrodisíacas y que los primeros indicios escritos de sus usos, se encuentran en las tablas sumerias de escritura cuneiforme, en los rollos de papiro del antiguo Egipto y en las inscripciones de los huesos oraculares de la China antigua”, nos relata en el libro, según emol.com de Chile.

Esta publicación, que trata de ser lo más completa posible, nos muestra una guía de 40 plantas, con métodos de preparación y las dosis para disfrutar con total seguridad de nuestras relaciones sexuales. La lista es grande y también se resaltan insumos de este lado del mundo. Por ejemplo, la coca, dice, era un “inductor amoroso”. También nos detalla las propiedades de la amapola, el ginseng, el vino, la miel, entre otros.

A continuación una pequeña lista de algunos de los productos que nos ayudarían a disfrutar más del sexo:

Ajo en la comida: induce a la lujuria y se dice que puede curar la impotencia.
Anís como condimento de comida y bebidas: es un estimulante.
Azafrán, ingerir las fibras: desde excitante hasta narcotizante dependiendo de la dosis.
Culantro, condimento de platillo y bebidas: estimulante.
Nuez Moscada, ingerir las nueces, la macis o su aceite: muy excitante, narcótico.
Palmito, comer los frutos, beber extractos regularmente: estimula la circulación de la sangre en los genitales.
Romero, como condimento pero sobre todo como aditivo del baño: fuertemente erotizante en la piel.
Zanahoria, verdura cocida y cruda: fortificante.