Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Gastronomía

Venezolanos en Lima: dos restaurantes que se han convertido en ‘embajadas’ de sabor y nostalgia

En el día que Venezuela conmemora un año más de la declaración de su independencia, conocimos la historia detrás de dos emprendimientos culinarios en el Perú

Venezuela

Marjorie Dulanto, de "Na`guara qué rico", su restaurantes venezolano ubicado en Breña.

Marjorie Dulanto, de "Na`guara qué rico", su restaurantes venezolano ubicado en Breña.

El Comercio

Marjorie Dulanto, Carolina Quintana y Jesús Araujo son tres venezolanos afincados en Perú desde hace casi cuatro años, parte de aquella diáspora llanera que ha tenido que salir de la crisis social y económica de su país.

Una vez fuera de Venezuela, cada uno ha enfrentado otros aprietos: los del día a día en un país ajeno y distante aunque compartamos una misma columna vertebral. En Lima, sin embargo, están escribiendo una historia de la mano de sus propios emprendimientos y riesgos.

Marjorie, una joven administradora de Venezuela, llegó hace cuatro años a Lima y las puertas de la oficina de Migraciones, en Breña, fueron sus cómplices para empezar su propio sueño.

Luego de casi dos años vendiendo arepas en esta calle atiborrada por agencias turísticas y centros de impresión, abrió hace un año y medio “Na’guara qué rico”, donde junto a dos de sus compatriotas y una joven peruana preparan cachapas, papelones (bebida de panela y limón), chicha venezolana, tequeños y las infaltables arepas, aunque esta vez salen frescas y con los famosos rellenos venezolanos.

Del local entran y salen venezolanos en su constante ir y venir de las oficinas de Migraciones. Una pausa para recordar el terruño y sus sabores en estos enclaves venezolanos que se han convertido en sus ‘embajadas’ de sabor y nostalgia.

Venezuela

Carolina Quintana y Marjorie Dulanto comentan cómo forjaron su negocio en Lima. (Video: El Comercio)

Carolina y Jesús Araujo siguen al mando de Asuu Arepa en Miraflores. A unas cuadras del Parque Kennedy, preparan los pabellones criollos, arepas y los platos más tradicionales de su tierra.

Hace casi cuatro años dejaron Caracas para esquivar la crisis que se avecinaba y se hacía sentir en las calles, aún entonces, con cierto recelo. Aunque pensar en este 5 de julio, día de la Firma del Acta de Declaración de Independencia en Venezuela, enrojece los ojos de Carolina por la situación de la que están sacando cara los venezolanos más jóvenes, mantiene la esperanza en que el viraje de la crisis está cerca.

Mientras, tanto los Araujo Quintana como los Dulanto siguen al frente mostrando las mejores caras de Venezuela: su sabor y resiliencia.

MÁS SOBRE GASTRONOMÍA

Tags Relacionados:

Venezuela

5 de julio

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías