Man Ray: el fotógrafo de sus sueños

En 1976 fallece Man Ray, el padre de la fotografía moderna experimental. En Huellas Digitales recordamos su trayectoria

Man Ray: el fotógrafo de sus sueños

Foto: Agencia

"La búsqueda de la libertad y el placer; eso ocupa todo mi arte", decía el artista estadounidense Man Ray. A 40 años de su muerte recordamos al padre de la fotografía moderna experimental.

Fotógrafo, pintor, cineasta, inventor y hasta poeta así era el versátil y creativo Man Ray cuyo verdadero nombre era Emmanuel Radnitzky. Proveniente de una familia judía rusa, Man Ray nació en Filadelfia, en 1890, pero creció en Brooklyn (Nueva York). 

Estudió en La Escuela de Bellas Artes del Francisco Social Center de Nueva York. Tenía 23 años cuando pintó su primer cuadro cubista, un retrato del fotógrafo Alfred Stieglitz, quien lo acercó a este nuevo arte.

Desde 1910 Man Ray maduró su arte en el centro del modernismo americano. El cubismo fue uno de los estilos que influenció sus primeras pinturas. Años más tarde sería uno de los principales representantes del dadaísmo y posteriormente del surrealismo.

Entre 1920 y 1930 el artista se mudó a París sin pensar que se convertiría en su segundo hogar. Allí experimentó con la escultura, el cine y la fotografía. Además conoció a pensadores, escritores y artistas como: Max Ernst, James Joyce, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Andre Bretón por mencionar algunos. Man Ray navegó entre el arte comercial y conceptual. 

Solo la guerra pudo alejar a Man Ray de Francia. Entre 1940 y 1951 el artista vivió entre Nueva York y Los Ángeles donde desarrolló una exitosa carrera como fotógrafo. 

En un inicio Man Ray utilizó la fotografía para documentar sus esculturas y las obras de sus amigos artistas. De allí vinieron sus particulares retratos a modelos. Pero Man Ray llevó a la fotografía a otro nivel al desarrollar las técnicas fotográficas conocidas como solarización y rayografría.

La primera consiste en definir el perfil del objeto fotografiado por la vibración eléctrica de la luz, lo que confiere a la fotografía un cierto aire espectral. Un ejemplo de esta técnica se puede contemplar en "Desnudo de espaldas", en la que el cuerpo está iluminado de tal forma que parece estar levitando.

Para la técnica de la rayografía, Man Ray no usaba la cámara fotográfica y creaba su obra a partir de la exposición de un objeto ante reiteradas fuentes de luz móviles, con lo que conseguía positivar sobre el papel unas imágenes con relieves y una compleja gradación de claroscuros. "El beso", en la que el propio artista besa a una de sus musas, Kiki de Montparnasse, es un ejemplo de esta técnica.

Cansado de Hollywood, Man Ray regresó a París y continuó creando y exhibiendo sus obras por Europa. En 1963 publicó su autobiografía titulada “Self-Portrait”.

Man Ray murió en su adorado París a los 86 años. Su legado artístico es exhibido en los principales museos del mundo.


Tags relacionados

efemérides

Man Ray