Nueva Delhi, EFE

Un tribunal de la ciudad india de Bombay aprobó el pedido de divorcio de un hombre que alegó que su esposa mostraba un excesivo e insaciable apetito sexual, sin importarle lo agotado que estuviera.

La jueza consideró en su sentencia que, al no comparecer la esposa en el juicio, nadie contradijo las alegaciones del demandante, por lo que el tribunal no tiene otra opción que aceptar la evidencia y conceder el divorcio.

El marido explicó ante el tribunal todo tipo de detalles, como que su mujer le obligaba a practicar sexo contra natura o que, a pesar de que trabajaba duro en tres turnos diferentes y volvía a casa agotado, la esposa reclamaba que le satisficiera.

El hombre relató, entre otros ejemplos, que en octubre del 2013 fue operado de apendicitis y, aunque se encontraba convaleciente, ella le forzó a practicar sexo.

Según él, su comportamiento insistente, agresivo y terco le llevó a tomar la decisión de que era imposible continuar viviendo con su mujer bajo el mismo techo.

En la India, la religión mayoritaria es el hinduismo (80,5 %) y los matrimonios concertados son la práctica más habitual entre la población que profesa esta fe, lo que convierte el divorcio en una afrenta contra la familia, por lo que es muy poco frecuente.

Vea también...

► Se mató probando un Lamborghini en Estados Unidos
► Alerta desde un edificio salva a bañistas de un gran tiburón
► Un matrimonio heterosexual con dos novias
► Una mujer idéntica a Chávez causa sensación en las redes