Matthew Moore, un hombre de 46 años residente en Los Ángeles, no imaginó que un chequeo rutinario con su doctora de cabecera arrojaría como resultado que padece de "homosexualidad crónica"

El hombre quedó en shock cuando encontró la conclusión de la profesional en su historial médico. 

Moore se había practicado el exámen médico hace algunas semanas y cuando volvió a recoger los resultados se sorprendió al ver que a lo largo de su historial clínico aparecía constantemente el término "homosexualidad crónica", asociado al código 302.0, utilizado en el estado en 1973 para definir a los homosexuales

Eso no fue todo para Moore. Cuando el hombre increpó a la doctora por tan extraño diagnóstico, ella le respondió que aún no existía la certeza de que la homosexualidad no sea una enfermedad en el campo de la medicina. Esta respuesta provocó que Moore denunciara tanto a la doctora como al establecimiento médico. 

"Las futuras generaciones no tienen por qué sentirse anormal ante el médico por ser homosexual. Eso es algo que puede devastarlos emocionalmente", señaló el indignado hombre.

Vea también...

► Ice Bucket Challenge: diez 'fails' que no te puedes perder
► Inclinado, de cabeza, sin cojines: ¿Entrará el sofá en el auto?
► Una cafetería donde puedes acariciar reptiles
► Nigeriano llegó a Uruguay creyendo que era EE.UU.