Una anciana argentina de 77 años mató a un ladrón que intentaba ingresar a su casa junto a un cómplice, a los que enfrentó con un revólver que nunca antes había usado: "¿Querés chumbo? (revólver), tomá!", le gritó antes de disparar.

Ruidos de vidrios y golpes despertaron el lunes a la mujer que vive sola en una casa en la ciudad de Rosario (310 km al norte de Buenos Aires, provincia de Santa Fe), y se dio cuenta que dos hombres intentaban forzar su puerta para entrar, contó a la prensa la protagonista, una jubilada de nombre Irma.

Al verse en peligro, fue a buscar un revólver calibre 32 que había sido de su esposo, fallecido hace 4 años, y que conservaba en la casa.

Así los enfrentó: "Uno me dijo 'Puta, ¿por qué no agarrás el chumbo?' (revólver). Y yo le dije: ¿Querés chumbo?, tomá chumbo!'. Y le disparé. Dio unos pasos y se cayó", relató la mujer.

"Ni me acordaba que tenía el arma y cuando empezó todo me acordé. Me asusté mucho. No sabía manejar el arma. Fui tirando al tun tun (al azar)", explicó.

Según una fuente policial, la mujer disparó dos veces: una bala impactó contra la pared del patio, mientras que la otra hirió a uno de los ladrones en el hombro derecho, quien murió más tarde en el hospital.

El delincuente muerto no llevaba armas y el cómplice huyó, dijo la fuente.

La mujer no fue detenida ya que en principio se considera que actuó en legítima defensa y se tuvo en cuenta su edad, dijo una fuente de la fiscalía.