Actualmente casi la totalidad de usuarios de alguna red social se han tomado un famoso 'selfie'. Esta moda, sin embargo, se ha convertido en una obsesión en muchos casos, provocando que algunas personas no midan los riesgos de su entorno cuando deciden retratarse en la situación más original

Este coqueteo constante con el peligro ha dejado consecuencias fatales en muchos casos, a continuación una recopilación de los finales más trágicos. 

1. AL BORDE DEL PRECIPICIO

A inicios de agosto, la familia polaca Mackowiak paseaba cerca del acantilado Cabo da Roca, en Portugal. Fue entonces cuando los esposos decidieron tomarse un selfie bastante original, nada menos que al borde del acantilado de más de 80 metros de altura. El terror llegó cuando la pareja perdió el equilibrio y cayó al precipicio ante la atónita mirada de sus pequeños hijos, de 5 y 6 años.

2. UN SELFIE MIENTRAS MANEJAS

Courtney Sandford, era una joven de 32 años, sufrio la fatal consecuencia de su irresponsable decisión. La mujer se fotografió mientras manejaba su automóvil por una carretera de Carolina del Norte, el descuido provocó que perdiera el control de su vehículo, traspase la baranda central e impacte contra un tractor, encendiendo su vehículo y generado la muerte de Sandford. Paradójicamente, un minuto antes del accidente, la joven subió el selfie a su cuenta de Facebook, la imagen iba acompañada de un mensaje que decía "la canción 'Happy' me hace muy FELIZ".

3. RUMBO A LA BODA

Collette Moreno estaba a pocos días de casarse. Por eso decidió viajar a Misuri junto a Ahsley para realizar su despedida de soltera. La prometida, que iba de copiloto, decidió tomarse un selfie en el que transmitiera toda la felicidad que vivía por esos días. Minutos después que Moreno publicara la foto en Facebook, Ashley intentó adelantar a un camión provocando un choque frontal con otro vehículo. Un accidente que terminó con la vida de Collette.

4. CON UNA PISTOLA

Oscar Otero, era un joven mexicano de solo 21 años. En medio de una fiesta junto a sus amigos, tuvo la terrible idea de posar con una pistola para un 'selfie original'. El joven apuntaba a su cabeza y bromeaba pensando que el arma estaba descagada. Sin embargo, un movimiento de Otero disparó el arma. La bala atravesó su cabeza y lo mató en el acto. 

5. CAÍDA FATAL

Si existe una moda peligrosa es la escalada urbana, una práctica que se ha popularizado principalmente en los países de europa del este. Los jovenes alcanzan vertiginosas alturas y se fotografían en posiciones desafiantes al peligro: colgando de un borde, caminando al filo de un tejado o sosteniéndose con una mano de alguna viga, son sus poses preferidas. 

Sin embargo, el riesgo que representa ha cobrado más de una víctima. Una de ellas fue la de Xenia Ignatyeva, una joven de 19 años, que al caer desde un puente se sostuvo de un cable de alta tensión recibiendo una descarga eléctrica mortal.

6. FALSO APOYO

Un grupo de cinco personas de entre 44 y 49 años se encontraba en una reunión en la ciudad de Sitges, en Barcelona. Cuando llegó el momento de las fotografías, decidieron salir al balcón de la casa para tener un mejor fondo. Tuvieron que apoyarse en la baranda, que finalmente cedió. Tres de las cinco personas resultaron heridas de gravedad, considerando que se encontraban a una altura de entre 3 a 4 pisos. 

7. NO BAILES MIENTRAS CONDUCES

Dos jovenes iraníes rompieron cualquier código de prudencia al volante. Ambas mujeres se grabaron mientras una de ellas manejaba bailando al ritmo de la canción "Ghorboni", del ídolo juvenil Saeed Shayesteh. La tragedia llegó cuando la conductora suelta el volante para hacer la forma de un corazón, un par de segundos después el automovil se estrelló. Ambas mujeres sobrevivieron con heridas leves.