Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Lima

Cantagallo: Rímac culpa a Castañeda por demoras en reubicación

Son unas 480 familias afectadas por incendio en Cantagallo. Luis Castañeda responsabiliza a peleas entre dirigentes

Cantagallo: Rímac culpa a Castañeda por demoras en reubicación

Cantagallo: Rímac culpa a Castañeda por demoras en reubicación

Unas 2.000 personas han perdido todo en la zona de Cantagallo, en el Rímac. Casas, negocios, un colegio y talleres que servían como sustento para las familias y la comunidad shipibo-konibo han sido destruidas por el incendio que se produjo esta madrugada y que ha vuelto a poner en el ojo de la tormenta la reubicación de estos vecinos, pendiente desde hace años.

"Las personas afectadas, las familias que lo han perdido todo, son unas 480 familias, alrededor de unos 2.000 vecinos del Rímac como mínimo", informó a El Comercio el alcalde del Rímac, Enrique Peramás. Este grupo incluye a la comunidad shipibo-konibo que vive en Cantagallo desde inicios de la década del 2000, así como otros vecinos que fueron reubicados de otras zonas del Cercado de Lima.

Para el burgomaestre del Rímac, estas personas han perdido todo por un incidente que pudo haber sido evitado de haberse concretado la reubicación de la comunidad shipiba en Cantagallo.

"Esta situación lamentable es consecuencia de que los recursos que eran para la reubicación de la comunidad fueron destinados al by-pass de 28 de Julio", indicó Peramás al recordar que a inicios del 2015, cuando comenzó la gestión de Luis Castañeda Lossio, se anuló el proyecto Río Verde que incluía la reubicación de los shipibos en un terreno de Campoy, en San Juan de Lurigancho.

"El alcalde Castañeda ha tenido 10 años como alcaldes, dos de los cuales son los de su actual gestión, y no ha hecho nada por la comunidad shipiba, no ha tenido la iniciativa y lo que ha ocurrido es una muestra palpable de que se prioriza un by-pass y no se piensa en la gente", añadió el alcalde del Rímac.

- Castañeda responde -

Al ser consultado sobre las demoras en la reubicación de los shipibo-konibo, Luis Castañeda responsabilizó a los dirigentes de las comunidades que no se ponen de acuerdo para llevar a cabo un empadronamiento que permita conocer quiénes deben ser beneficiados con la reubicación.

"La verdad de las cosas es que hay bastante conflicto ahí y ahí ha estado gente con la mejor voluntad del mundo para resolver el problema (...) Quizá hay que acelerar un poco más el proceso (de empadronamiento) y decirles (a los dirigentes) que se pongan de acuerdo", declaró ante las cámaras de América noticias.

Castañeda Lossio también dijo que hay "cuestiones de connotación política" que entorpecen el proceso. "Estamos en conversaciones con el Ministerio de Vivienda para aplicar un programa de Mi Vivienda ahí (en Campoy) Hay discrepancias entre las dirigencias que tienen que deponerse si tienen a dos instituciones públicas trabajando, tienen que aprovechar eso", concluyó.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías