Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Lima

La inundación de cada 50 años, por Angus Laurie

"Cuando las lluvias paren y volvamos a la normalidad, limpiaremos el barro de las calles y luego qué pasará"

La inundación de cada 50 años, por Angus Laurie

La inundación de cada 50 años, por Angus Laurie

Desde enero de este año, ha habido un bombardeo de noticias sobre los deslizamientos, inundaciones y los respectivos daños que han causado a la población. Las fotos y el creciente flujo de cifras impactantes solamente ofrecen una pequeña mirada hacia la realidad de lo que muchas familias están experimentando en muchas zonas de nuestro país.

Ahora, existe la necesidad de responder al problema de los miles que han sufrido daños a sus hogares. Pero también, desde ahora, deberíamos considerar cómo mitigar los efectos del próximo Niño o Niño costero. De hecho, un desastre como el deslizamiento en Huaycoloro es aun más trágico cuando uno ve las imágenes, casi idénticas, del mismo lugar después del huaico del 23 de febrero de 1998.

Indeci tiene múltiples planes de riesgos y medidas de mitigación para Lima. La información ya está para que uno pueda saber cuáles son las zonas de alto riesgo a huaicos e inundaciones, pero generalmente son los más vulnerables quienes construyen en estas zonas. Esto se repite no solo en diferentes zonas de Lima, sino en muchas ciudades en el ámbito nacional.

Cuando las lluvias paren y volvamos a la normalidad, limpiaremos el barro de las calles y luego qué pasará. ¿Las personas afectadas van a regresar a sus casas (asumiendo que todavía siguen allí)? ¿Deberían regresar a sus casas? ¿Quién puede garantizar la seguridad de una quebrada que se “activa” cada 20 o 50 años? ¿Si no regresan a sus hogares, a dónde pueden ir?

El Decreto de Urgencia 04-2017, que se publicó el viernes 17 de marzo, es un buen primer paso en responder a estas preguntas difíciles. El decreto establece que se van a reubicar a los “damnificados que se ubiquen en zona de alto riesgo no mitigable” dando un bono familiar habitacional para ayudarlos a adquirir una nueva vivienda. Por otro lado, los desastres que han afectado el país abren la posibilidad de unir a las personas para que el Estado trabaje de forma colaborativa junto con las comunidades para encontrar soluciones a largo plazo.

Según el presidente, “es un diluvio que nadie podía prever, porque ocurre cada 50 años”. Tal vez, la línea de la inundación de 50 años es un buen lugar para empezar. De hecho, la llanura de inundación de 50 años es entendida en otros países como el área donde las edificaciones deberían estar prohibidas.

En su libro “Proyectar con la naturaleza”, Ian McHarg escribió que la tradición judeocristiana, desde la historia de la creación, estableció un rol para el hombre como ser que domina la naturaleza, en vez del formar parte de esta. En vez de respetar la llanura de inundación y no construir sobre esta, la llenamos con relleno para construir edificios e infraestructura. El relleno se erosiona, haciendo al río menos profundo. Esto quita espacio para el agua y empeora las inundaciones. Para McHarg, tenemos que entender los ciclos de la naturaleza y diseñar nuestras comunidades en armonía con ella.

Allí está la solución. Cómo lograrlo es otra historia.

LEE TAMBIÉN...

Tags Relacionados:

Lima

Chosica

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías