Abogado de familia de Maryori Keiko: "Se debe investigar al enamorado"

El letrado Walter Chinchay sospecha de una complicidad del joven Jorge Collazos (19) y de otras dos personas más en el crimen

Walter Chinchay, abogado de la familia Santa Cruz. (Video: Canal N)

A la salida de la Morgue de Lima, el abogado de la familia de la menor asesinada Maryori Keiko Vega Santa Cruz (16) exigió que haya una exhaustiva investigación al novio de la adolescente, Jorge Collazos (19). Mencionó a otros dos posibles supuestos implicados en el crimen que perpetró según confesión propia el médico Ángel Valdivia en Villa María del Triunfo.

“Mi tesis es que este señor ha cometido el delito de secuestro agravado, no solo la asesinó, la privó de su libertad, violó y era menor de edad. La radiografía de este tipo penal saldrá en la necropsia. Aparecerían otros responsables de la confesión de este señor”, dijo Chinchay.

“También tendría responsabilidad el enamorado. Él sabía que este señor la llevaba varias veces a su casa, la vio dopada tras salir de este lugar y no dijo nada. Todos deben ser investigados”, advirtió el letrado.

“Sobre el médico, en el caso de secuestro agravado la pena sería de cadena perpetua. En el caso que sea homicidio, más violación, estamos hablando de una suma de delitos cuya pena máxima es de 35 años”, indicó.

Al ir a inspeccionar la casa ayer, Chinchay relató la escena: “Vi que la policía excavaba, trataba de no afectar el cuerpo que estaba en estado de descomposición. Él no lo ha hecho solo. Ha habido alguien, un albañil, que colaboró con él. También hay una enfermera que conoció los hechos y se retiró”, agregó.

Los padres de la menor Marjorie Keiko pidieron el máximo castigo para el doctor Ángel Valdivia, asesino confeso de la adolecente.

Mientras se reciben los resultados de la necropsia el médico se somete a un interrogatorio en la Dirincri. El jueves se vence el plazo de la policía. Luego, se remitirá el atestado policial y al sospechoso al Ministerio Público. Este formalizará la denuncia penal, luego llegará al juzgado de turno y este ordenará mandato de detención. Tras esto, se le internaría en un penal de máxima seguridad del INPE.