01 de agosto del 2014 17 °C

Contratos entre bomberos y empresas generan suspicacias

Proveedores solo han logrado licitaciones con hombres de rojo. Estudio a pedido de la PCM dice que se administran mal los recursos

Por: Elizabeth Salazar Vega

Más que conocidas son las precarias condiciones en que trabajan los bomberos voluntarios. Cada compañía cuenta con 1.500 soles de caja chica para útiles de oficina y combustible, por lo que la renovación de sus vehículos, uniformes y herramientas depende enteramente de las donaciones, las campañas que promueve el sector privado y la buena gestión que puedan cumplir los directivos del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP) con los más de S/.50 millones que les asigna el Estado al año.

“Si queremos que salgan bien las cosas, ponemos de nuestro bolsillo o negociamos directamente una donación. La municipalidad apoya, pero en otros distritos la situación en muy mala”, refirió un bombero de San Isidro, que optó por no identificarse.

El jefe interino del CGBVP, general Andrés Ángeles, informó que, por ejemplo, el último año se invirtieron unos 34 millones en bienes y servicios. Sin embargo, tal como lo informó este Diario, los procesos de compra han sido tan defectuosos en los últimos años que no se descarta que las denuncias por corrupción aumenten.

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) encargó a inicios del 2009 la realización de una consultoría para evaluar la administración de los recursos en el cuerpo de bomberos, y encontró que este estaba plagado de irregularidades.

Según el referido documento, las tres quintas partes del presupuesto total se destinan a gastos operativos o de gestión, y no se llega a invertir todo el dinero del que se dispone, pese a existir necesidades reales.

“El 2006 y el 2008 no se llegó a ejecutar la cuarta parte del presupuesto […], es posible afirmar que existe una marcada tendencia a la ineficacia”, se indica en el informe. “Se escudan en este desconocimiento para comprar autobombas inservibles como si fueran nuevas o para elevar los costos de mantenimiento de un vehículo”, refiere Marín Salomón, bombero retirado y ex inspector general de la institución.

¿FAVORITOS?
Al revisar la relación de empresas que contratan con los hombres de rojo encontramos que algunos proveedores no solo son “caseritos”, sino que no registran haber logrado licitación alguna con otro organismo del Estado.

En la página web del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace) hallamos, por ejemplo, a Automotriz Premier S.A.C., empresa que desde el 2005 tiene 81 procesos ganados, todos con el CGBVP, para dar servicio de mantenimiento y reparación de vehículos.

En el primer trimestre del 2010 la firma, cuya gerenta es Solagne Mori Chong, ya obtuvo otra buena pro más por un valor de 1 millón 59 mil soles. Intentamos contactarla, pero en su oficina indicaron que estaba de viaje y que nadie más podía declarar.

Otra de las empresas que realiza la misma labor es Servicio Diesel Gastulo, que en los últimos cinco años logró licitar unos 300 procesos para el CGBVP, y este es su único cliente desde el 2006 a la fecha.

Para el especialista en derecho administrativo Christian Guzmán, esta situación puede resultar sospechosa, pero no reviste ilegalidad si no se prueba que las licitaciones estuvieron dirigidas a un solo postor.

Si la PCM conoce de los malos manejos administrativos en el CGBVP, sería bueno saber qué ha intentado hacer para corregirlo, dado que se trata de un ente adscrito a ellos y que recibe un presupuesto. Hasta ayer no lograron darnos una respuesta.

SEPA MÁS
No debe haber conflictos de intereses
Las licitaciones que realiza el Cuerpo General de Bomberos están regidas por la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado, la que regula aspectos como que entre el proveedor y el contratista no haya conflicto de intereses; también están sujetas a la Ley de Bienes Estatales.

En las investigaciones que ha realizado la Contraloría General de la República por corrupción en la administración de recursos en el CGBVP, como consta en el Informe 005-2008, se puede encontrar que los bomberos apelan a su calidad de voluntarios para desligarse de dichas normas.