02 de octubre del 2014 15 °C

Hay 26 municipios acreditados para tramitar divorcios rápidos

Costos llegan hasta los S/.379 en comunas y superan los S/.2.500 en notarías. En Jesús María se registran más separaciones que matrimonios

Por Elizabeth Salazar Vega

Doris y Alejandro, como los llamaremos, cumplieron con presentar los documentos y pagos que exigía la Municipalidad de Pueblo Libre para tramitar su separación. Esperaron dos meses, como lo ordena la ley, para confirmar su decisión y firmar el divorcio, pero el día que el alcalde los citó para dar el último paso algo ocurrió. Los funcionarios del concejo vieron cuando ambos se acercaron a la puerta del concejo y, tras intercambiar algunas palabras, se fueron juntos. Y no los volvieron a ver.

“Eso pasa, pero no son muchos los casos”, explica Diethell Columbus Murata, asesor legal del Concejo de Pueblo Libre.

Hasta su oficina llegan entre siete u ocho solicitudes diarias de separación convencional, que es el primer paso que se debe realizar de acuerdo con la Ley 29227, conocida como la ley de divorcio rápido, vigente desde julio del 2008.

Según Beatriz del Pino, abogada del Ministerio de Justicia, solo 26 municipalidades han sido autorizadas para tramitar divorcios. “Los alcaldes que desean prestar este servicio deben cumplir con habilitar una oficina privada para las audiencias y contar con abogados especializados. No es obligatorio agregar servicios de asesoría psicológica”, explica.

Desde el 2009 hasta la fecha, para citar algunos ejemplos, la Municipalidad de Lima ha formalizado la separación de 340 parejas; en Barranco se divorciaron 715; en San Miguel 174 y en Santiago de Surco 68.

En Jesús María, la cifra de divorcios supera en 25% a la de matrimonios. “Por mutuo acuerdo, cerca del 50% de las 1.200 parejas que lograron su separación realizaron el proceso a través de una tercera persona con una carta poder”, explicó personal de dicho registro civil.

En la mayoría de distritos, el número de parejas que desiste no llega ni al 0,5%.

OTROS CAMINOS
En los concejos consultados, la edad de las parejas que solicitan dar término a su matrimonio varía entre los 40 y 65 años y viven desde hace diez años separados. Los principales requisitos para divorciarse en una municipalidad son: que la decisión sea mutua, no tener hijos menores de edad, que la pareja tenga un mínimo de dos años de casada y que no existan procesos judiciales pendientes que tengan relación con la manutención y paternidad de los hijos.

Si bien los trámites son los mismos en todos los municipios, los costos varían. Un divorcio puede costar S/.121 en El Agustino y S/.379 en La Molina. Según el especialista en derecho municipal, Marco Tulio Gutiérrez, cada concejo tiene la facultad de regular sus tasas en función de la estructura de costos, que incluye servicios, materiales y personal, cuya inversión es distinta por distrito.

Las municipalidades no son las únicas que pueden tramitar un divorcio. También existe la vía judicial, aunque debido al elevado número de expedientes que ve cada juez, el fallo puede tardar hasta 2 años.

La ley también faculta a las notarías a realizar divorcios. César Bazán Naveda, decano del Colegio de Notarios de Lima, sostiene que el proceso es más ágil en estas oficinas porque, a diferencia de los concejos, una sola persona es la que da el visto bueno a los trámites y no se requiere esperar la respuesta de asesores legales. No obstante, el servicio puede superar los S/.2.500

“En el primer año de vigencia de la ley de divorcio rápido tuvimos 800 solicitudes de separación convencional y divorcio ulterior. El 2009, hubo dos mil y calculamos que este año habrá cuatro mil. Solo hemos tenido dos casos de desistimiento”, sostiene. El servicio está dirigido a parejas sin hijos pequeños.

Si desea saber cuáles son las municipalidades acreditadas para realizar los trámites del divorcio rápido puede hacerlo haciendo clic aquí.

Tags relacionados

Divocio rápido