22 de septiembre del 2014 15 °C

Indeci evalúa hacer simulacros de sismo de madrugada en el 2012

Temblor de 4,6 grados en la escala de Richter alarmó a los limeños a las 00:37 del lunes

Indeci evalúa hacer simulacros de sismo de madrugada en el 2012

VANIA RAMOS MENDÍVIL

Ayer a las 00:37 se registró un sismo de 4,6 grados en la escala de Richter cuyo epicentro se ubicó en el mar a 15 km al suroeste del Callao, según el Instituto Geofísico del Perú (IGP). El movimiento telúrico, que se sintió en toda la capital, hizo salir de sus casas a muchos limeños que a esa hora ya se encontraban durmiendo.

Horas más tarde, a las 9:27 a.m., otro temblor sacudió Cañete. Estos sismos nos recordaron que estar preparados para actuar adecuadamente a cualquier hora del día es una cuestión de vida o muerte.

Reflexione sobre cómo reaccionó ayer en la madrugada durante el movimiento telúrico. ¿Salió sin zapatos? ¿Se acordó de llevar la mochila de emergencia? ¿Tenía lista una mochila? ¿Encendió las luces de su vivienda mientras avanzaba en la oscuridad o usó las linternas de emergencia? ¿Reconocía las zonas seguras de su casa, corrió por las escaleras?

Quizá, en medio del pánico, no tuvo en cuenta las medidas de seguridad que el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) recomienda seguir, las cuales se difunden masivamente en los medios de comunicación. Esto revela una realidad preocupante, pues aún hay mucho camino para recorrer en cuanto a la educación en prevención de desastres.

Darío Chirinos, jefe de Indeci Lima Centro, indicó que los simulacros hechos en este año aún son tomados sin la seriedad necesaria por la población. “Realmente se necesita bastante sensibilización de la ciudadanía, que muchas veces toma los simulacros como juego y esta educación debe venir desde casa. En el último simulacro, estuve en el Callao y los escolares bajaban las escaleras deslizándose por los pasamanos, otras personas se acercaban al mar en lugar de alejarse”.

Indeci ha realizado este año 154 simulacros en el país, de los cuales 60 han sido nocturnos. “Estamos evaluando reforzar para el otro año los simulacros nocturnos y realizar algunos de madrugada que hasta el momento no se han hecho”, añadió Chirinos.

SIMULACROS Y EDUCACIÓN
Julio Kuroiwa, ingeniero especialista en gestión del riesgo de desastres, observa que los ensayos de sismo, si bien son medidas necesarias, resultan insuficientes para lograr que la población interiorice la prevención. “Si el sismo de Pisco –acotó– hubiera sucedido de madrugada, el número de víctimas habría sido mayor, a pesar de que los simulacros se hacen hace muchos años, porque en un escenario de madrugada la reacción de las personas es diferente”. Para el especialista, el tema de la prevención debe tener una mayor presencia en la educación de los escolares y debe además expresarse en la preparación de profesionales especializados en la mitigación de desastres.

Aurora Zegarra, coordinadora del área de educación ambiental del Ministerio de Educación, indica que aún falta mayor capacitación sobre este tema a los docentes, quienes finalmente son los que trasladarán los conocimientos a los alumnos.

A SU SERVICIO
Cuando un sismo nos sorprende de madrugada tenemos menos oportunidad de reaccionar que cuando estamos alertas en el día. Por ello prepárese previamente con su familia y practique un plan de acción que incluya tener lista una mochila de emergencia con agua, alimentos no perecibles, medicinas, algo de ropa, etc., que los abastezca al menos las siguientes 24 horas. Colóquela en un lugar de fácil acceso junto a las llaves de la casa y que todos los miembros de la familia sepan su ubicación.

Un error recurrente de las personas durante la madrugada es salir sin zapatos. Esto puede generar accidentes, como cortes con vidrios u otras lesiones que lo dejen sin posibilidad de evacuar. Por ello coloque sus zapatos cerca de su cama y no salga descalzo.

Ubique con anticipación las zonas seguras dentro de su vivienda y resguárdese en ellas hasta que pase el sismo, luego evacúe. Evite prender las luces, utilice las linternas.