01 de octubre del 2014 15 °C

Joran van der Sloot aceptó colaborar en juicio y habló en español

Ricardo Flores señaló estar casi seguro de que la billetera incautada era de su hija asesinada Stephany Flores

Joran van der Sloot aceptó colaborar en juicio y habló en español

(Foto: El Comercio / Video: Panamericana TV)

El Comercio

Casi 13 meses después de cometido el crimen, y por primera vez en lo que va de las investigaciones, el ciudadano holandés Joran van der Sloot, acusado del asesinato de la joven Stephany Flores Ramírez (21), aceptó colaborar con los magistrados del Cuarto Juzgado Penal con reos en cárcel, a cargo del caso, y se dirigió a ellos en español durante la diligencia en su contra realizada ayer, en el penal Miguel Castro Castro, de San Juan de Lurigancho.

Así lo reveló Edwar Álvarez, abogado de la familia Flores, al salir de la cita, que se llevó a cabo desde las 2:30 p.m. hasta las 6 p.m. “Fueron tres diligencias en una. Primero se visualizó un video de la Municipalidad de Miraflores del día del crimen, que no aportó ningún dato nuevo; luego [Ricardo Flores] tuvo que identificar una de las billeteras que tenía el detenido, a ver si era de Stephany, y finalmente se debió escuchar al conductor que lo ayudó a huir [a Ven der Sloot] por tierra a Chile, pero esto no se concretó porque el abogado [del chofer] no llegó a tiempo”, dijo Álvarez.

Pese a dicho revés, el letrado precisó que con lo actuado ya se culminaron las pesquisas del caso, por lo que el proceso pasará a manos de la Tercera Sala Penal para reos en cárcel. Será esta instancia la que fijará hora y fecha para el juicio oral, en el que los deudos esperan se juzgue a Van der Sloot por robo seguido de muerte, en vez de homicidio calificado.

“[Hoy] Presentaremos el pedido a la fiscalía [para que sea juzgado por robo seguido de muerte] porque consideramos que la pena justa es la cadena perpetua. Esperamos que de ahora en adelante se actúe con la celeridad del caso”, precisó.

PRESUNTOS BENEFICIOS
Aunque lució más calmado que en la primera instructiva, realizada la semana pasada, Ricardo Flores, padre de Stephany, no pudo evitar un quiebre en su voz al recordar la billetera que perteneció a su hija, y que fue recuperada por la policía luego de capturar a Van der Sloot en Chile.

“Tengo que consultar con mi esposa, pero estoy 95% seguro de que era de mi Stephany”, dijo el empresario y corredor de autos, al abandonar el penal.

Flores agregó que en esta ocasión solo pudo ver al holandés de espaldas. Insistió en que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) elimine los supuestos beneficios que este tendría en prisión, como manejar un negocio de venta de golosinas y recibir la visita, a horas no autorizadas, de su supuesta novia peruana, quien sería una trabajadora del casino Atlantic City, donde conoció a Stephany. Este Diario consultó con el INPE  sobre ambos asuntos, pero no obtuvo respuesta.