02 de agosto del 2014 16 °C

Lima tiene más del doble de taxis que necesita

Según expertos en el tema de transporte que fueron consultados por este Diario, la metrópoli solo requeriría 100 mil de estas unidades

Lima tiene más del doble de taxis que necesita

PAMELA SANDOVAL DEL ÁGUILA

En un feriado como el de ayer, cuando la ciudad luce casi sin transeúntes y por las pistas transita solitaria una coaster tras largos minutos, es fácil distinguir la abrumadora cantidad de taxis –de todas las marcas, tamaños y colores– que la recorren a la caza de un usuario con prisa y dinero para tomar el servicio.

“Unos 240 mil [taxis], según los cálculos más recientes de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la Municipalidad de Lima. Y de ellos, solo 140 mil están acreditados como tales”, observa Joaquín Rosas, presidente de la Federación Nacional de Taxis y Colectivos (Fentac).

No obstante, según expertos en el tema de transporte que fueron consultados por este Diario, la metrópoli solo requeriría 100 mil taxis; es decir, el 41% de los que actualmente circulan.

El dirigente Rosas respalda el anuncio de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, sobre la necesidad de formalizar estos vehículos en empresas, como una condición para que sigan circulando.

“[Los taxis] solo satisfacen el 10% de la demanda, pero ocupan más del 70% de las vías”, afirmó Villarán el lunes, aunque no precisó ni formas ni plazos para llevar adelante esta formalización.

Este Diario trató de consultar ambos temas con la gerenta de Transporte Urbano, María Jara, pero estaba fuera de Lima.

Los expertos entrevistados recomendaron continuar el reordenamiento de los taxis con taxímetros, paraderos preestablecidos e incluso sistemas como “pico y placa”; es decir, restricciones en la circulación por día y según el número de matrícula, medidas probadas con éxito en Bogotá, Cali, Santiago de Chile y Quito.

“Hay que replantear la ordenanza 196 [de 1998], que estableció tres tipos de taxi: ‘remisse’, independiente y de estación, pero no normó cuántos ni qué vehículos pueden dar el servicio”, apuntó Luis Quispe, de la ONG Luz Ámbar.

DE TAXÍMETROS Y PLACAS
Rafael García, experto en transporte de la ONG Ciudad Nuestra, agregó que habría que impulsar el uso de taxímetros en los vehículos formales, además de formalizar a los que todavía no lo son.

“No solo evitaríamos la congestión que causa negociar en la calle, sino que se fijarían tarifas y las ganancias serían equitativas para todos”, dijo.

Otra propuesta, recogida de experiencias extranjeras, es la del control por placas. Por ejemplo, en Cali, Colombia, donde se aplica desde el 2003, la medida permitió una mejor distribución de los 17.000 taxis que tenía la ciudad.

“Después de algunas protestas, la mayoría de taxistas pareció aceptar la medida porque se reduce la oferta de taxis circulando cada día en 25%, lo que aumenta sus ingresos y permite que tengan un día de descanso”, señaló el sociólogo Rolf Moller en su tesis “Transporte urbano y desarrollo sostenible en América Latina: el ejemplo de Santiago de Cali, Colombia”.

Para Miguel Sidia, presidente del Instituto de Tránsito y Transporte de Lima (ITL), el impacto económico que tendrá la formalización y fiscalización de taxis también será positivo. “Si bien la formalización implicará que muchas personas se queden sin ese ‘cachuelo’, no podemos seguir pensando en el transporte como el colchón del desempleo. El 80% de limeños usa el transporte público, no podemos seguir con la sobreoferta”, dijo.

Agregó que, solo en el 2010, las pérdidas horas/hombre debido a la congestión vehicular en Lima superaron los US$1.000 millones, según un informe del diario “Gestión”.

MÁS SEGURIDAD
Otro aspecto destacado por los expertos es que con la formalización disminuirían los delitos cometidos por falsos taxistas.

“Si se cumplen con las disposiciones, el usuario podrá identificar el vehículo. No solo se mejorará la calidad del servicio, sino las condiciones del mismo”, anotó Sidia.

“Ladrones se disfrazan, secuestran y asaltan, y lamentablemente somos satanizados todos los que trabajamos en esto”, acotó el dirigente Rosas.

LAS CIFRAS
4.000
Vehículos están empadronados como taxis ‘remisse’ en Lima, según la ONG Luz Ámbar.

90.000
Taxis están registrados en el Servicio de Taxi Metropolitano (Setame).

140.000
Es el total de taxis formales, según registros de la GTU.