22 de agosto del 2014 16 °C

Sentencia del TC deja sin licencia a 34 universidades en todo el país

Orden restringe labor del Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades en centros con licencia provisional. En Lima son 13 las sedes que no podrían autorizar pruebas de admisión

Por: Elizabeth Salazar Vega

El reciente fallo del Tribunal Constitucional (TC) no solo abre las puertas a la creación de facultades y filiales universitarias, sino que ha limitado las funciones del Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades (Conafu), y por ende, ha dejado en el aire a las universidades que vienen tramitando su permiso definitivo.

Según la ley, las universidades no solo debían acreditar ante el Conafu que cuentan con la infraestructura y plana docente adecuada para iniciar funciones, sino que debían estar bajo supervisión durante 5 años antes de obtener la autorización final. En esta fase se encuentran 34 instituciones en todo el país, pero ahora no cuentan con una entidad que fiscalice su buena marcha. Trece de ellas están en Lima y tienen en promedio a 5 mil alumnos.

“El tribunal ha propuesto crear una superintendencia que vea la calidad de las filiales. Suponemos que esta también asumirá las funciones que teníamos respecto a las universidades provisionales, pero no sabemos cuándo ni quién creará este organismo. Además, hay otras solicitudes en marcha”, explica Angelmiro Montoya, presidente del Conafu.

PRIMERAS CONSECUENCIAS SE VERÁN EN AGOSTO
Para Manuel Solís, director nacional de Educación Superior del Ministerio de Educación, era necesario reajustar los parámetros con los que trabajaba Conafu, “porque no todas las provisionales merecen concluir el proceso si no cumplen con los requisitos. Pero tampoco se puede crear un organismo [una superintendencia] con las mismas funciones. El consejo tiene experiencia en el tema y hubiera sido mejor repotenciarlo”.

La primera consecuencia del fallo del TC se evidenciará en agosto, fecha en la que la mayoría de estas instituciones ha programado sus exámenes de admisión. “En las universidades provisionales los exámenes deben ser autorizados y fiscalizados, si no carecen de valor. Si para entonces no se crea la superintendencia o se busca una salida, los alumnos se verán afectados”, aseguró.

El presidente de la Comisión de Educación, Werner Cabrera, confirmó que el Congreso es el llamado a crear dicha superintendencia, pero el receso legislativo culmina recién la primera semana de agosto. Hasta entonces, nada se hará.

Florián Osorio, de la Universidad Peruana de Integración Global (UPIG), en Surco; y Juan Alfaro, de la Universidad Autónoma del Perú, en Villa El Salvador; dijeron esperar que el TC solucione este vacío legal. Ambos centros llevan ya tres años bajo supervisión y tienen 1.000 y 2.000 alumnos, respectivamente.

“Estamos preocupados porque no hay quién supervise nuestros avances”, añadió Jhon Reyes, de la Universidad Peruana de Arte Orval, la última que obtuvo el permiso provisional en enero de este año.

REACCIONES
“Hay zonas como Cañete y Juliaca que exigieron con marchas su universidad, y ahora se suspende todo. Estamos a favor de optimizar la calidad pero aquí hay cabos sueltos”.
ÁNGELMIRO MONTOYA. CONAFU

“Se están creando problemas por desconocimiento de la realidad universitaria. Lo viable sería devolver las funciones a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) o al Conafu”.
IVÁN RODRÍGUEZ. ANR

PARA TENER EN CUENTA
En trámite en Lima
1. U. Peruana Simón Bolívar

2. U. N. Tecnológica Cono Sur

3. U. Ciencias y Humanidades

4. U. Peruana de Integración Global-UPIG

5. U. Autónoma del Perú

6. U. Arzobispo Loayza

7. U. Le Cordon Bleu

8. U. de Ciencias y Artes de América (Toulouse Lautrec)

9. U. Peruana de Arte Orval

10. U. Peruana de Investigación y Negocios

11. U. San Andrés

12. U. Interamericana para el Desarrollo

13. U. Privada Juan Pablo II

Tags relacionados

licencia

Conafu

TC