01 de agosto del 2014 15 °C

Solo entrarán a inicial niños con 3 años cumplidos al 31 de marzo

Padres rechazan norma y dicen que se debe extender el plazo hasta junio. Los colegios que acepten a niños menores serán sancionados

Solo entrarán a inicial niños con 3 años cumplidos al 31 de marzo

CARMEN GALLEGOS PÉREZ

La pequeña Alejandra cumple 3 años el 23 de abril. Ella ha llevado cursos de estimulación temprana, va al baño sola, habla claramente y dice frases completas.
Para su madre, Leticia Correa, era claro que ya era hora de que empezara educación inicial.

Vea AQUÍ una infografía de las etapas del desarrollo infantil.

No obstante, cuando hace dos semanas quiso matricularla en el colegio particular Angelitos de Jesús, en Los Olivos, para el salón de 3 años, se llevó una tremenda
sorpresa. “No la podemos inscribir, señora. Tiene que esperar hasta el próximo año”, le dijeron.

Esto debido a que, desde el 2010, la Directiva 0341-2009 estableció que la matrícula de inicial y primaria se realice con la edad cumplida al inicio del año
escolar. Es decir, al 1 de marzo. No obstante, en las directivas para el año escolar 2011 y 2012 se amplió hasta el 31 de marzo la fecha límite para cumplir la edad cronológica del grado. Es decir, los niños matriculados en inicial 3 años deben cumplir esa edad hasta el 31 de marzo. De no ser así, deberán esperar el año siguiente.

“Ahora mis opciones son dejarla en casa o ponerla en un centro de estimulación de 2 años. El problema es que el niño de 2 años recién está aprendiendo a dejar
el pañal y el biberón. Ella ya pasó esa etapa. Si hubiera sabido esto, hubiera programado su nacimiento para antes”, explica la madre de Alejandra.

Vanetty Molinero, directora de Educación Inicial del Ministerio de Educación (Minedu), no está de acuerdo. “En países como Brasil, Finlandia y Noruega se ha establecido que los niños vayan a primer grado de primaria con 7 años, en
vez de 6. Esta norma garantiza que vayan al colegio más maduros. No hay necesidad de acelerar las cosas”, explica.

Molinero precisó que el que un niño aprenda a leer algunas palabras no garantiza su madurez. “Los niños necesitan del juego. A veces los llenamos de cosas que son solo memoria. Y luego vemos niños cansados y aburridos cuando llegan a primero de primaria. Esto origina deserción escolar y problemas de aprendizaje”,
explica.

La noticia ha causado el rechazo de muchos padres de familia que han formado un grupo en Facebook llamado Limitan la Matrícula de mi Hijo, que ya cuenta con 355 seguidores. Ellos piden que se extienda el plazo al menos hasta junio. Para Verónika Casana, miembro del grupo, su hijo Luis Felipe perdería un año de su vida. “Él cumple 3 años el 17 de abril. El próximo año todos van a tener 3
años en su salón mientras él 4. No entiendo para qué promueven la estimulación temprana, si ahora nos van a decir esto”, señaló.

PROHÍBEN MATRICULARLOS
Según el Ministerio de Educación, este año se hará respetar la directiva tajantemente. Los niños que no cumplan la edad no recibirán el código modular de estudiante que cada colegio debe tramitar ante la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL). Es decir, su educación no estará acreditada por el Minedu.

No obstante, algunos padres como Lucía Loyola reclaman el reconocimiento de lo estudiado. Ella consiguió que su hijo Pablo Cárdenas (3) cursara inicial 3 años en el 2011 aunque cumplía años el 20 de abril. No obstante, este año fue rechazado para inicial 4 años.

“Como el año pasado recién se estaba implementando el sistema de información educativa (Siagie), en algunos distritos como Comas aún te permitían matricular
a tu hijo. Ahora va a tener que repetir el año”, dice.

Consultada al respecto, Molinero advirtió que algunos colegios dan falsas expectativas a los padres. “Están recibiendo niños en la modalidad de alumno libre cuando esa modalidad no existe para el Ministerio de Educación”, advirtió.

Sheyla Blumen, psicóloga especialista en temas de educación de la PUCP, recordó que el ingreso de niños menores a inicial ha traído graves consecuencias. “Adelantar a los niños les trae problemas en el ingreso a la escolaridad. No por un problema ‘real’ neuropsicológico, sino porque aún no han tenido un tiempo de maduración de procesos para su desarrollo en la educación escolar”, explicó.

No obstante, dijo estar en desacuerdo con que se limite la matrícula. “Si ya fueron aceptados en el sistema educativo, no se debería impedir su matrícula. Toda norma nueva tiene un proceso de transición que se debe considerar. Los niños pequeños no deben quedarse en casa ni ‘repetir’ el grado”, recomendó.