02 de octubre del 2014 16 °C

Traficantes de tierras toman a la fuerza terreno de Sedapal en Punta Hermosa

Más de 500 personas entraron a territorio intangible de Sedapal. Medida cautelar permitió el ingreso a zona destinada para cinturón ecológico

Por: César Sarria Gomí

A las 7 de la mañana del miércoles se inició un inusual movimiento de gente y maquinaria pesada en las llamadas Pampas de San Bartolo, terrenos de propiedad del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) y de la Asociación Ganadera de Pampa Pacta, ubicados a la altura del kilómetro 45 de la antigua Panamericana Sur, en el distrito de Punta Hermosa . Aproximadamente 500 personas, en camiones y 2 ómnibus, llegaban a la zona provenientes del poblado Súmac Pacha, en Lurín.

Delante de ellos, un grupo de individuos en cuatro cargadores frontales había reducido al único vigilante que protegía el área desde una vetusta caseta que fue inmediatamente destruida por la maquinaria pesada. Así empezó la toma de posesión del terreno de aproximadamente 10 kilómetros cuadrados y que estaba destinado para las pozas de oxidación instaladas por Sedapal. Inmediatamente, los pobladores empezaron a cercar un gran sector de dicho terreno para delimitarlo. Este trabajo continuaba hasta el cierre de esta edición.

TERRENO EN DISPUTA
Según un comunicado oficial de Sedapal, fueron traficantes de tierras los que invadieron terrenos reservados y asignados a esa empresa, mediante el Decreto de Urgencia 049-96, destinados a crear el cinturón ecológico para la ciudad de Lima, con el reúso de las aguas residuales tratadas en la planta que fue construida en la zona para este fin.

Sin embargo, una medida cautelar dictada por el Juzgado Mixto de Lurín y que favorece a Diosdado Navarro Oré dice textualmente: “Concédase la medida cautelar en forma genérica, a favor de la Asociación Agrupación Agropecuaria Súmac Pacha, por consiguiente se ordena que Sedapal se abstenga de ingresar y realizar directa e indirectamente cualquier acto que perturbe la posesión del predio materia de litigio, así como de impedir trabajos de delimitación en el referido predio que efectúe la demandante”.

Pese a que la resolución judicial le daba la razón a Navarro, quien es presidente de la mencionada asociación, llama la atención la manera exageradamente violenta en que se tomó posesión del terreno. Las personas que han ocupado el área han levantado una garita de control por la que tienen que pasar, tras una agresiva inspección, los propietarios de las granjas vecinas.

SITUACIÓN ACTUAL
En el camino de trocha que une la carretera Panamericana Sur con la entrada al terreno tomado se aprecia constante movimiento de modernas camionetas 4×4, camiones-cisterna y de carga que llevan materiales de construcción y abastecen de agua a los pobladores.

Algunos testigos informaron que el grupo de pobladores, entre los cuales se cuentan peligrosos sujetos contratados y armados que deciden quién entra a la zona, no permite la entrada de los trabajadores de Sedapal. Además ya se han iniciado los trabajos de lotización del terreno para su posterior venta.

Representantes de la Municipalidad de Lurín explicaron que ellos no tuvieron conocimiento de las acciones tomadas por estos pobladores.