elcomercio.pe

Luces

Un adelanto de la colección de Noe Bernacelli

1 de 6

Adelanto de la colección de Noe Bernacelli, diseñador que será parte de LIF Week.

Noe Bernacelli, el diseñador que por años nos ha tenido acostumbrados a sus exquisitas colecciones ‘haute couture’ para mujer, está dispuesto a fortalecer su presencia en un sector en el que tímidamente había incursionado: la moda masculina.

► Tinta Invisible: Adicción a la nostalgia

Lo hizo la temporada pasada, cuando sobre la pasarela del LIF Week Verano 2017 mostró siete prendas que fueron un discreto pero revelador coqueteo de su marca hacia este otro público, al que hoy mira con atención, y cuya propuesta está listo para presentar.

Lo hará en la próxima edición de LIF Week otoño-invierno 2017, pero como adelanto este miércoles 15 lanzará “Black Mambo”.

Explica el diseñador que serán 17 piezas ‘prêt-à-porter’ inspiradas en el Nueva York de los años 30, cuando un estilo de “bien vestir” identificaba a las pandillas de chicos dispuestos a disfrutar la noche, a lo ‘bad boy, good heart’.

“La iconografía y el nombre –detalla Bernacelli– corresponden a una serpiente llamada black mamba [‘Dendroaspis polylepis’], una de las más venenosas, pero que destaca por su preciosa piel color negro intenso, elegante”. La asociación con el reptil obedece a los fetiches que marcaron la niñez del diseñador, aficionado a los arácnidos y las constrictoras, cuya estética destaca.

Envuelven esta colección telas de Barrington, creadas especialmente para la marca Bernacelli. Las hay a base de alpaca suri, en tonos que escapan del clásico negro y gris, pero también otros tramados (bouclé, tweed) en texturas que se alejan del tejido llano, más clásico del vestir limeño.


MUJER RENACENTISTA
Cobijado en lo que bien sabe hacer, Bernacelli trabajó en paralelo a su propuesta masculina su colección ‘haute couture’ para mujer. Un promedio de 35 piezas están inspiradas en el Renacimiento italiano y la Florencia de los siglos XIV y XV. Aunque destaca la presencia del negro, los tonos pasteles obedecen a la gama cromática que con el paso del tiempo se revela hoy en los cuadros de Sandro Botticelli. “Hay mucho oro en los vestidos, asociado a los grandes salones de la época”, apunta el diseñador. 

El romanticismo de la época y la naturaleza como punto de inspiración se descubren también en cada una de sus prendas, a través de flores y animales (la serpiente se cuela también) que están sugeridos en los detalles bordados de sus diseños.

LEE MÁS EN...

 


Tags relacionados

Noe Bernacelli

LIF Week