30 de julio del 2014 15 °C

"El baile del caballo" superó las 400 millones de vistas en YouTube

El popular video musical del rapero surcoreano PSY batió todos los récords a solo 86 de ser publicado en el portal de Internet

"El baile del caballo" superó las 400 millones de vistas en YouTube

El videoclip musical ‘Gangnam Style’ del rapero surcoreano PSY, convertido en un fenómeno internacional, superó hoy los 400 millones de reproducciones en YouTube, 86 días después de su publicación en el popular portal de videos.

“Gangnam Style”, que ya acumula más de 403 millones de reproducciones, figura actualmente en el noveno lugar del ránking de los videos más vistos en la historia de YouTube.

El clip ha incrementado de forma exponencial su popularidad en el mundo tras alcanzar los 100 millones de visitas el 4 de setiembre, 200 millones el 18 de septiembre y 300 millones solo diez días después.

Famoso por haber extendido el llamado “baile del caballo”, PSY —34 años y seis discos publicados— mantiene su “Gangnam Style” en el segundo puesto de la famosa lista de éxitos Billboard Hot 100 de EE.UU., algo nunca visto anteriormente para una canción surcoreana.

PSY, que ya gozaba de cierto reconocimiento a nivel local, se ha convertido en un ídolo en Corea del Sur, donde el pasado jueves deleitó a alrededor de 80.000 personas en un concierto gratuito frente al Ayuntamiento de la capital, Seúl.

El recital incluyó el himno nacional e imágenes de la bandera surcoreana, en un reflejo de la visión de la sociedad del país, que considera el éxito internacional de ‘Gangnam Style’ como un hito patriótico.

PSY EN AUSTRALIA
El lunes de la próxima semana Psy tiene previsto viajar a Australia, donde promocionará la famosa canción, antes de trasladarse a Estados Unidos para reanudar las actividades dedicadas a sus admiradores, según la agencia local Yonhap.

Gangnam Style, de una duración de algo más de 4 minutos, presenta una parodia sobre el lujoso estilo de vida del selecto barrio de Gangnam, al suroeste de Seúl.

El videoclip, caracterizado por una melodía pegadiza e imágenes cómicas, se ha convertido en menos de tres meses en la canción surcoreana más popular de todos los tiempos.