01 de septiembre del 2014 18 °C

Bolivia firmó convenio con China para construcción de satélite Túpac Katari

El acuerdo con el gigante asiático es por unos 300 millones de dólares. El primer satélite del país altoandino sería puesto en órbita hacia el 2013

Bolivia firmó convenio con China para construcción de satélite Túpac Katari

El convenio fue firmado por directivos de de la estatal Agencia Boliviana Espacial (ABE) y de la firma china Great Wall Industries Corporation (GWIC), única organización autorizada por China para lanzar satélites.

“Lo más importante es que después de tantos años de la fundación de Bolivia demos un salto al espacio mediante el satélite Túpac Katari”, dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, durante la firma del contrato.

La puesta en funcionamiento del satélite Túpac Katari en homenaje al caudillo aymara Julián Apaza, que se alzó contra la corona española en el siglo XVIII tendría un costo de unos 300 millones de dólares, de los cuales Bolivia contrubuirá con un 15 por ciento.

ERA UNA PROMESA ELECTORAL
Una de las promesas de Morales para su segundo mandato que inició en enero supone el proyecto del satélite propio con el argumento de que los enlaces terrestres de telecomunicaciones resultan muy caros y deficitarios en un país con una población de 10 millones de habitantes dispersos en un territorio de 1,1 millones de kilómetros cuadrados.

En la última semana, el Gobierno chino otorgó un crédito de 67 millones de dólares para impulsar el desarollo en el departamento altiplánico de Oruro.

Días después, las fuerzas armadas bolivianas recibieron una donación de equipos por parte de China valorizadas en 2,6 millones de dólares.

En octubre, en otra muestra más del acercamiento entre ambas naciones, Bolivia aprobó la compra a China de seis aviones ligeros K-8 para la lucha contra el narcotráfico.

En el 2008, China lanzó al espacio el primer satélite venezolano, Simón Bolívar.

Además de Venezuela, Argentina y Brasil cuentan con satélites propios en la región. Mientras que Chile, Colombia y Perú han anunciado la intención de adquirir esta tecnología con fines de seguridad y defensa nacional.