01 de septiembre del 2014 16 °C

Bolivia: huelga policial a nivel nacional pone en vilo a Evo Morales

Agentes tomaron comisarías a poca distancia del palacio presidencial. Hay manifestaciones en Santa Cruz, Cochambamba, Oruro, Sucre y Tarija

Bolivia: huelga policial a nivel nacional pone en vilo a Evo Morales

La huelga policial que comenzó con la toma violenta de un cuartel ubicado a pocos pasos del palacio presidencial de Bolivia se extendió el viernes a la mayoría de las ciudades poniendo en vilo al gobierno de Evo Morales.

Los amotinados tomaron un segundo cuartel policial también cercano al palacio presidencial, prendieron fuego el edificio y atizaron una hoguera en la calle con muebles y documentos mientras exigían mejoras salariales.

POLICÍA PARÓ EN DISTINTOS DEPARTAMENTOS
En Santa Cruz, Cochambamba, Oruro, Sucre y Tarija la policía se replegó a sus cuarteles pacíficamente y dejó a las ciudades sin patrullaje en las calles, según informes de medios locales y de dirigentes de los policías amotinados. El movimiento no es secundado por los oficiales.

“La confrontación no es el camino adecuado para lograr reivindicaciones. Pido a mis camaradas reflexionar y deponer medidas de presión para sentarse a negociar con el alto mando”, dijo el viernes el Comandante General coronel Víctor Maldonado en rueda de prensa.

PROTESTAS VIENEN DE VARIOS DÍAS ATRÁS
La protesta comenzó la semana pasada con un campamento frente a algunas unidades policiales en La Paz y se agravó el jueves con la toma de un cuartel antidisturbios ubicado a unos 100 metros del palacio presidencial cuando los bolivianos celebraban el Año Nuevo Aymara, una emblemática fecha instituida por Morales.

Desde el jueves las puertas del palacio presidencial permanecen cerradas y soldados de la policía militar resguardan el edificio con armas largas. Los policías amotinados en los cuarteles cubren sus rostros con pasamontañas y están con fusiles.

“Es el conflicto más complicado que afronta Morales y si no se resuelve pacíficamente podría detonar una crisis política como en el pasado”, dijo el analista político Carlos Cordero.

EL CONFLICTO ES POR EL SUELDO
La tropa policial demanda que sus salarios se equiparen a los de las fuerzas armadas y se derogue una norma reciente que castiga son severidad la indisciplina.

Con 33.000 efectivos, el salario de un policía de base equivale a 194 dólares al mes, 50 dólares más que el salario mínimo vital y 94 dólares menos de lo que gana un sargento en las fuerzas armadas.