Una bomba atómica pudo haber explotado sobre EE.UU. en 1961

Según documento desclasificado, un arma 260 veces más poderosa que el aparato que devastó Hiroshima casi estalló sobre Carolina del Norte

Una bomba atómica pudo haber explotado sobre EE.UU. en 1961

Una bomba atómica de Estados Unidos, 260 veces más poderosa que el aparato que devastó Hiroshima, casi estalló en 1961 sobre Carolina del Norte, según un documento desclasificado que fue publicado el viernes por un periódico británico.

El diario The Guardian dijo que el documento, obtenido por el periodista Eric Schlosser bajo la Ley de Libertad de Información, brinda la primera evidencia contundente de que Estados Unidos estuvo al borde del desastre en enero de 1961.

El incidente ocurrió cuando dos bombas de hidrógeno Mark 39 cayeron accidentalmente sobre Goldsboro, Carolina del Norte, después de que un bombardero B-52 se destruyó en pleno vuelo.

Han existido persistentes especulaciones sobre la gravedad del incidente y el Gobierno de Estados Unidos ha negado reiteradamente que su arsenal nuclear haya puesto en riesgo las vidas de los estadounidenses debido a fallas de seguridad, dijo el diario.

INTERRUPTOR SALVÓ DE UN DESASTRE
Pero el documento recientemente publicado dice que una de las dos bombas se comportó exactamente del modo en que lo hace un arma nuclear en tiempos de guerra, su paracaídas se abrió y su mecanismo de detonación se activó. Sólo un interruptor de bajo voltaje evitó la catástrofe.

La contaminación radiactiva pudo haberse extendido sobre Washington, Baltimore, Filadelfia e incluso la ciudad de Nueva York, dijo el diario, amenazando la vida de millones de personas.

En el documento, Parker Jones, un ingeniero de alto rango del Laboratorio Nacional Sandia responsable del mecanismo de seguridad de las armas nucleares, concluyó que “un simple interruptor de tecnología de dinamo y de bajo voltaje se interpuso entre Estados Unidos y una enorme catástrofe”.