Razones por las que Irán se da el lujo de amenazar a EE.UU. e Israel

Tras haberse confirmado que Irán desarrolla armas nucleares, sector del gobierno hebreo evalúa ofensiva

Razones por las que Irán se da el lujo de amenazar a EE.UU. e Israel

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

La reciente confirmación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el programa nuclear iraní ha generado tensión en Israel y EE.UU: en el mundo ya se habla de un posible nuevo conflicto armado en Medio Oriente (MO). Mientras la ONU, a través de Ban Ki-Moon, dice esperar un arreglo diplomático, el ala más radical hebrea, o sea el primer ministro Netanyahu y el canciller Lieberman, no han descartado un posible ataque a la República Islámica amparados en el apoyo que sin duda les dará Washington. Ahmadineyad, por su parte, ya advirtió a las naciones de occidente que “están preparados para la guerra”. Aquí, algunos motivos por los que Irán se da el lujo de lanzar esta advertencia (y por los que no convendría atacar).

1. El territorio iraní. Washington no aceptó que naciones como Iraq o Siria tuvieran plantas nucleares. Lo mismo quisiera para Irán, no obstante, la extensión de este territorio (casi 2 millones de km2) no tiene comparación al de los anteriores. Según una publicación de la revista ‘Foreign Policy’, atacar esta área sería como “podar el pasto”, puesto que los daños militares se recompondrían rápidamente. “Solo retrasaría el crecimiento del programa nuclear iraní”, sostiene a este diario online el experto en temas de MO, Farid Kahhat. Estas tierras albergan difíciles escondites subterráneos donde se ocultan municiones. Tras un ataque, Irán tendría todo el derecho de rearmarse por el principio de defensa propia.

2. Los peligrosos aliados de Irán. Un eventual ataque contra Teherán desataría la posibilidad de convocar a un golpe contra las fuerzas estadounidenses en Afganistán y lo que queda de ellas en Iraq. “Grupos radicales como Al Qaeda y Hezbollah podrían sumarse”, indica el argentino Julián Schvindlerman, también especialista en temas de MO. Es decir, existiría una amenaza sunita y chiita. Si bien es improbable que Ahmadineyad invada físicamente a EE.UU., no estaría mal –para él- aplastar a sus tropas en la región.

3. Consecuencias económicas. Estados Unidos, con probabilidades de recesión, no espera seguir gastando armamento en una nueva intervención en MO (pero tampoco se querrá quedar de brazos cruzados ante el desafío iraní). La distancia tampoco lo favorece. Irán, al igual que años anteriores, bloquearía el estrecho de Hormuz (por donde pasa un 40% de los barcos petroleros del mundo) y provocaría resultados globales catastróficos.

4. Una guerra más para los Estados Unidos. Está claro que si Netanyahu ordena abrir el fuego, lo hará en coordinación con Washington (no exactamente con el entusiasmo de Obama). Así mismo, si Teherán responde no perdería la oportunidad, junto a sus hipotéticos aliados, de avanzar y atacar instalaciones militares norteamericanas y embajadas. Un blanco formidable para Irán sería Bahrein, sede de la Quinta Flota de los Estados Unidos.

5. Hostilidad hacia Israel / identificación con Irán: Con un Israel que se vanagloria de ser un baluarte de Occidente enclavado en una mayoría musulmana, en Medio Oriente es más visto como una amenaza que el propio Irán. En el apogeo de la Primavera Árabe, Irán tiene muchos más lazos comunes en el nacionalismo panárabe. “Israel invadió al menos una vez a todos y cada uno de sus vecinos basándose en las promesas bíblicas. Si bien Irán ha impulsado a grupos armados como Hamas y Hezbollah, nunca ha atacado a sus vecinos”, dice Kahhat.

Por otro lado, Schvindlerman apunta a que de no producirse una arremetida como la planteada y no surtir efecto (tal como ocurre ahora) las sanciones de la comunidad internacional, se configuraría un nuevo escenario geopolítico en Medio Oriente, donde Irán sería el nuevo poderoso de la región (por su poder militar) y hasta impulsaría a otros países de la región a que sigan su ejemplo.

Así las cosas, ¿se producirá una intervención militar en territorio de la República Islámica de Irán?