Encerró a su esposa en un sótano por 16 años para vivir con su amante

João Batista retuvo a Sebastiana Aparecida en un rincón de 12 metros que se encontraba oscuro, sucio y plagado de cucarachas

Encerró a su esposa en un sótano por 16 años para vivir con su amante

Luego de 16 años por fin fue liberada la brasileña Sebastiana Aparecida Groppo, de 62 años, quien desde los 46 estuvo recluida en un sótano por su esposo, que la detuvo para vivir con su amante al otro lado de la casa del matrimonio.

La policía brasileña encontró a la anciana en un rincón de 12 metros que se encontraba oscuro, lleno de heces y plagado de cucarachas, según informó la versión digital del diario español El Mundo.

Las autoridades capturaron al esposo secuestrador, identificado como, João Batista Groppo, también de 62 años, mientras que la víctima fue trasladada al hospital de Sorocaba, ubicado a unos 100 kilómetros al oeste de São Paulo.

La pareja estaba casada desde hace 40 años; sin embargo el hombre alegó que su matrimonio se había vuelto un calvario y que su esposa sufría problemas mentales y se había vuelto muy agresiva. Según Batista, esas fueron las razones que lo llevaron a secuestrar a su esposa en dos períodos, el último de ellos desde el 2003, año en que murió uno de sus hijos.

EN CONDICIONES INHUMANAS
La ‘celda privada’ de Sebastiana Aparecida Groppo no tenía canales de higiene, ventilación, ni luz. Cuando los policías la encontraban tendida en una cama de cemento, casi desnuda y con una manta.

“Si la dejaba con luz, se quedaba encendida todo el tiempo. Y no tengo condiciones de mantener eso”, se defendió João Batista, quien pasaba comida a su esposa entre las rejas.

Un aspecto que llamó la atención es que sus hermanos e hijos conocían la situación de la mujer, pero no brindaron ninguna propuesta para solucionar el problema.

Tags relacionados

Brasil

Maltrato familiar