24 de julio del 2014 16 °C

El “informante” de Wikileaks compareció ante la justicia estadounidense

El soldado Bradley Manning es acusado de sustraer informaciones clasificadas de computadoras del Gobierno y entregárselos a la organización de Assange

El “informante” de Wikileaks compareció ante la justicia estadounidense

Más de año y medio tras su detención, el supuesto informante de la red de revelaciones Wikileaks, el soldado estadounidense Bradley Manning, compareció hoy por primera vez ante el tribunal militar encargado de juzgarlo en la base de Fort Meade, Maryland, cerca de la capital Washington.

El cabo primero compareció en una sala llena, vistiendo uniforme y gafas.

Manning, que cumplirá 24 años el sábado, confirmó al juez que entiende los cargos en su contra: acceso ilegal y descarga de documentos clasificados.

La corte lo acusa de sacar informaciones y documentos secretos de computadoras, durante su destino como analista de los servicios secretos del Ejército estadounidense en Iraq, y entregárselos a la plataforma Wikileaks.

Su posterior publicación provocó un escándalo en todo el mundo al conocerse detalles sobre las guerras en Iraq y Afganistán, además de cientos de miles de despachos diplomáticos internos de Estados Unidos.

RECUSACIÓN
El abogado de Manning, David Coombs, solicitó durante la audiencia la recusación del fiscal, el teniente coronel Paul Almanza, argumentando su decisión en que existe riesgo de parcialidad. Según informa elpais.com, Almanza es juez militar en reserva y, simultáneamente, fiscal en el Departamento de Justicia. “No se puede decir que esa investigación sea justa cuando usted trabaja para el Departamento de Justicia, que ha abierto su propia causa criminal en este caso”, le dijo Coombs al magistrado aludiendo a la investigación penal contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

“En esas indagaciones se ha citado a numerosos testigos, y el Departamento de Justicia podría ofrecerle a mi cliente que se declare culpable, para llegar a un pacto por el que se le rebaje la condena si testifica contra Assange. Dada esa conexión, usted no puede encargarse de la investigación fiscal en este caso. No es imparcial”, señaló Coombs citado por el diario online español.

El joven soldado enfrenta un total de 22 delitos, en parte muy graves, al considerar que con su actuación puso en manos de sus enemigos la vida de sus compañeros.

Esta comparecencia, que se prevé durará varios días, http://elcomercio.pe/caso/revelaciones-wikileaks, sino una audiencia bajo el Artículo 32 de la justicia militar destinada a clarificar si hay pruebas suficientes para la apertura de un proceso militar en su contra.

Durante el juicio, de ser declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

PROTESTAS
Con motivo del inicio de las audiencias, la red de seguidores de Manning inició hoy en las afueras de Fort Meade una protesta que tendrá su punto crucial mañana sábado.

Medio centenar de manifestantes, algunos de ellos llegados desde Nueva York, se congregaron este viernes a primera hora de la mañana ante la puerta principal de Fort Meade en una “vigilia” pacífica, portando pancartas que exigen su liberación o con lemas como “la verdad no es un crimen”.

Para los seguidores de Manning, el hecho de que el propio presidente estadounidense, Barack Obama, lo haya considerado públicamente culpable casi anula sus posibilidades de un juicio justo.

Los manifestantes esperan la llegada de más seguidores de Manning entre hoy y mañana sábado, día principal de las protestas convocadas tanto en Fort Meade como en diversas partes del país.

En las afueras de la base donde tiene lugar la audiencia, cientos de manifestantes, según los organizadores, marcharán reclamando su libertad, entre ellos veteranos de guerra y representantes del movimiento Occupy Wall Street.