19 de septiembre del 2014 17 °C

Le pagó mal: empleada le donó riñón a su jefa y esta la despidió

Debbie Stevens, una mujer divorciada de 47 años y madre de dos niños, dijo sentirse traicionada por Jackie Brucia

Le pagó mal: empleada le donó riñón a su jefa y esta la despidió

Debbie Stevens, una mujer divorciada de 47 años y madre de dos niños, ha denunciado haber sido despedida de su trabajo luego de donarle un riñón a su jefa.

“Decidí donarle un riñón a mi jefa y ella tomó mi corazón. Me siento muy traicionada. Esta ha sido una experiencia llena de dolor para mí. Ella solo tomó mi regalo, lo puso en el piso y lo pateó”, dijo Stevens al ‘New York Post’

Stevens refiere que su jefa en una cadena de tiendas de automóviles, Jackie Brucia (61), le comentó que tenía problemas de salud y que requería un riñón, por lo que le ofreció el suyo.

Esta oferta se hizo cuando Stevens trabajaba en Florida y había ido a la compañía, ubicada en Long Island, de visita. Al regresar a trabajar a la empresa, en enero del 2011, Brucia le dijo que un posible donante se había negado al trasplante, por lo que le pidió que ella ofrezca su riñón.

Stevens lo hizo, pero le dijeron que no era completamente compatible, por lo que su órgano fue donado a una persona en Saint Louis (Missouri) a cambio de que su jefa sea puesta en la cima de la lista de espera para trasplante.

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO
Tras ser ambas operadas y haber superado la convalecencia, Stevens mostró malestares y un día, cuando se encontraba en su casa, recibió una llamada de Brucia: “¿Qué haces? ¿Por qué no estás en el trabajo? no puedes volver y hacer lo que quieras. La gente va a pensar que tú tienes algún trato especial”, le dijo.

El asunto no terminó ahí, pues la mujer acabó siendo transferida a una sucursal ubicada en un barrio peligroso. Sus abogados enviaron una carta a la empresa, luego de lo cual fue despedida. Stevens ha presentado su caso a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.