19 de abril del 2014 19 °C

La mujer más obesa del mundo pesa 315 kilos

Su nombre es Terri Smith y, con 49 años, permanece inmovilizada en una cama gigante en el estado de Ohio (Estados Unidos)

A todo el mundo le gusta ostentar títulos, todos menos aquellos que hacen a la gente tristemente conocida. Es el caso de Terri Smith, una mujer estadounidense que vive postrada en una cama gigante obligada por los 315 kilos de su peso.

Con sus 49 años y sus más de 300 kilos encima, la mujer, que vive en Ohio, debe luchar a diario para ganarle a su propio peso. “La gente que me ve así debe pensar ¿cómo has sido capaz de llegar a este extremo? Es horrible cómo te ves arrastrada hasta aquí. Cuando no puedes moverte, da igual lo que comas: vas acumulando peso y más peso. No puedes quemar una sola caloría”, indicó Terri Smith al diario británico “Daily Mail”.

La mujer debió cambiar las frituras, que le encantaban, por las ensaladas de frutas y vegetales que a diario le preparan su esposo, Myron. La colaboración que hace su hija Najah es ayudarla a mover los brazos, lo único que es fácilmente movible, puesto que sus piernas, por ejemplo, pesan unos 80 kilos.

La inmovilidad la obliga también a usar pañales permanentemente y a depender totalmente de su familia, una situación irónica teniendo en cuenta que ella fue enfermera y que tuvo bajo su cuidado a mucha gente, sobretodo a ancianos.

“Gran parte de mi vida trabajé como enfermera y ayudaba a la gente a lavarse, a comer y a vestirse. Nunca pensé que la situación cambiaría de tal manera que otros tuvieran que hacer el mismo trabajo por mí, refirió Smith.

HOSPITAL EN CASA
Terri Smith necesita que un médico asista personalmente a su casa para atenderla, puesto que ningún hospital tiene el equipamiento para hacerlo.

“No se la puede mover ni transportar. Ningún hospital tiene equipamiento capaz de soportar su peso. Nuestra intención es someterle a una operación de cirugía gástrica, pero para poder hacerlo tiene que perder aún mucho peso”, dijo Dariush Saghafi, el médico de Smith, quien además se mostró temeroso de que su paciente muera de una insuficiencia cardiorrespiratoria, tal como ocurrió con Sharon Mevsimier, quien pesaba 50 kilos menos que Terri Smith.

Smith nació con una predisposición a la obesidad y ya a los siete años pesaba 50 kilos y a los 20, 110. Así fue subiendo de peso hasta llegar a los 315 kilos.

La mujer sufre constantes dolores de cabeza y se teme de la presencia de un tumor, sin embargo no hay un escáner cerebral tan grande que permita hacerle un examen.

Tags relacionados

Estados Unidos

Obesidad

Terri Smith