Príncipe holandés quedó en peligro de muerte tras avalancha

Johan Friso, el segundo hijo de la reina Beatriz de Holanda, pasó 20 minutos bajo la nieve antes de ser rescatado

Príncipe holandés quedó en peligro de muerte tras avalancha

El príncipe Johan Friso, el segundo hijo de la reina Beatriz de Holanda, se encuentra hospitalizado en peligro de muerte, tras haber sido sepultado hoy por una avalancha mientras esquiaba en los Alpes austriacos, según confirmó la casa real holandesa.

El alcalde de Lech, en la región de Arlberg, en el oeste de Austria, Ludwig Muxel, dijo que el príncipe pasó unos 20 minutos bajo la nieve hasta que pudo ser rescatado.

Según reportes de medios holandeses y austriacos, tuvo que ser reanimado por los médicos y fue trasladado en helicóptero a la clínica universitaria de Innsbruck.
La cadena austriaca ORF informó que el príncipe, de 43 años, sufre una conmoción cerebral. Al parecer, los médicos no podrán dar un diagnóstico hasta dentro de algunos días. La reina Beatriz y la mujer del príncipe, Mabel Wisse Smit, se trasladaron al hospital de Innsbruck.

ESTABA ESQUIANDO
El accidentado se encontraba esquiando fuera de la pista en la localidad de Litzen-Zugertobel, cuando alrededor del mediodía en aquel país se desprendió una gran cantidad de nieve, que acabó sepultándolo. En el momento del accidente, el príncipe llevaba casco, según informaron los servicios de desastre.

Según el alcalde, la búsqueda se puso en marcha de inmediato y el príncipe pudo ser rescatado gracias a equipos técnicos especiales. Johan Friso se encontraba esquiando junto a un pequeño grupo en el que no había ningún profesor o guía. Aún se desconoce como se produjo el alud.

El hijo de a reina de Holanda fue la única víctima de la avalancha. Uno de sus acompañantes se salvó de quedar sepultado gracias a una especie de sistema airbag anti-avalanchas que llevaba en la mochila. Fue él quien pidió ayuda para el príncipe.

Parte de la familia real, entre ellos la monarca, había llegado el pasado fin de semana a la estación de esquí de Lech, donde tenían previsto pasar dos semanas. El príncipe Friso había llegado acompañado de su esposa.