26 de julio del 2014 16 °C

Rafael Correa envió proyecto al Congreso de Ecuador para expropiar las petroleras privadas

Mandatario ecuatoriano contempla la expropiación si las trasnacionales se niegan a renegociar sus contratos con el Estado

Rafael Correa envió proyecto al Congreso de Ecuador para expropiar las petroleras privadas

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el sábado que enviará un proyecto de ley a la Asamblea Nacional que le permita expropiar los campos concesionados a empresas petroleras privadas que se nieguen a firmar nuevos contratos en el corto plazo.

Desde el 2008 Ecuador inició negociaciones con las firmas privadas que operan en su jurisdicción en un intento por cambiar su condición de socias a meras operadoras de los campos concesionados, a fin de recibir la totalidad de los ingresos de la producción de las áreas.

Pero las tratativas han demorado demasiado, según Correa, por lo que advirtió que tomará acciones para “enderezar” al sector petrolero, clave para la nación sudamericana.

“YA SE AGOTÓ LA PACIENCIA
“En las futuras semanas va haber acciones muy importantes. Estamos mandando una ley a la Asamblea (para) que me de facilidades para expropiar los campos petroleros en caso de que estas petroleras no quieran firmar los nuevos contratos de prestación de servicios”, dijo Correa en su informe semanal de actividades.

“Yo he dicho que ya se me agotó la paciencia sobre esto, están jugando con nosotros las petroleras (…) Cuando los precios se dispararon calladitos, llenándose los bolsillos y ahora dando largas”, agregó el mandatario en su intervención desde una ciudad costera del país.

Correa no dio mayores detalles sobre la propuesta legal que remitirá a la Asamblea.

GRAVES VICIOS DE IRREGULARIDAD
La española Repsol YPF , la brasileña Petrobras , la italiana Eni y el consorcio chino Andes Petróleo mantienen operaciones en la nación bajo contratos de participación, pero el Gobierno quiere cambiarlos a uno de prestación de servicios.

Hace un año, el Gobierno y las petroleras suscribieron contratos transitorios hasta cerrar las negociaciones para la nueva modalidad contractual, pero aún mantienen beneficios en perjuicio del socio más pequeño de la OPEP, e incluso se habrían identificado “graves vicios de irregularidad”, según el mandatario.

“Cada día que pasan son millones que entran a las arcas de esas empresas cuando deberían entrar a las arcas del Estado ecuatoriano y sí me tienen molesto muchas de estas empresas”, dijo el mandatario, quien anunció una segundo cambio de sus ministros.

El mes pasado reemplazó a nueve ministros, entre ellos al jefe del equipo económico y del sector de telecomunicaciones.La negociación de los nuevos contratos detuvo la inversión en el sector petrolero privado, que vio caer su producción.