19 de abril del 2014 19 °C

Venezuela es una "bomba de tiempo" que "puede desencadenar en guerra civil"

Para el internacionalista Ernesto Velit, el proceso estuvo viciado desde el principio y los resultados del CNE provocarán violencia

Venezuela es una "bomba de tiempo" que "puede desencadenar en guerra civil"

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción online

Venezuela durmió entre lágrimas y algarabía. Horas antes, el Concejo Nacional Electoral (CNE) había anunciado el triunfo de Nicolás Maduro con el 50,66% de los votos. En la vereda del frente, estaba Capriles 49,07%. Pese a las ajustadas cifras, Tibisay Lucena, titular del CNE, era categórica: “los resultados son irreversibles”. Como quien se adelanta a dudas y las muchas denuncias de fraude oficialista.

Los videos y las fotos presentadas durante la jornada electoral sobre las irregularidades en el proceso así lo demostraban. Sin embargo, no fue hasta el anuncio de los resultados que la indignación de la mitad del pueblo venezolano explotó.

Capriles anunció que no reconocerá los resultados, al menos hasta que se vuelvan a contar los votos. La condición no hace más que elevar la tensión en el país petrolero.

AZUZAR A LA VIOLENCIA
El declaraciones a elcomercio.pe, el internacionalista Ernesto Velit, señaló que Venezuela vive abrazada a la incertidumbre, caminando por la cornisa y muy cerca del abismo del desgobierno. “Al avalar los resultados, el CNE no hace más que azuzar a la violencia” y en una escalada que incluso “podría terminar con una guerra civil”.

El Concejo Nacional Electoral proclamará de manera oficial a Maduro como presidente, pese a las denuncias de fraude
El Concejo está agregando una irregularidad más al querer proclamar a Maduro cuando Capriles ha presentado una apelación por irregularidades en el proceso. El estrecho margen de diferencia obliga a la duda en un proceso y una campaña llena de cosas turbias.

Durante la campaña ha quedado en evidencia una serie de irregularidades, cosas que van desde el empapelamiento de las cabinas de votación, hasta el uso desmedido de los medios de comunicación por parte de Maduro. Todo eso aumenta la ilegitimidad de Maduro.

La diferencia es corta pero ¿el reconteo anunciado puede cambiar algo?
La diferencia se presta a una manipulación de voto y maniobra de fraude. Por eso es importante que se realice el conteo. Le convendría al CNE hacerlo y que esto sirva como indicador. Si no, la duda va a quedar flotando. El CNE está contribuyendo a avalar un acto electoral que está siendo impugnado con todo derecho por la oposición. Se deben levantar los cargos y tratar de darle la mayor trasparencia posible a un evento electoral que ha desvirtuado lo que decían las encuestadas.

¿Qué le espera a Venezuela en estos días?
El resultado de ayer incrementa la incertidumbre que existía en Venezuela. Ahora no hay ninguna duda de que el pueblo está dividido en dos partes iguales. Las dudas sobre el proceso provocan protestas y puede desatar la violencia. Se puede hablar de una bomba de tiempo si no se hace algo.

Maduro aceptó un nuevo reconteo pero esa expresión más parecía un gesto de mera formalidad
Fue una expresión para acompañar el reclamo de la oposición.

Entonces, ¿Qué papel cumplen las representaciones extranjeras que participaron en calidad de observadores?
No sé con qué autoridad Unasur va a avalar el proceso o el mismo centro Carter. Esto no puede ser así porque son evidentes las irregularidades que se dieron desde el inicio de la campaña. La ilegitimidad del gobierno está avalado por los observadores internacionales, incluso de la Comunidad Europea. Si en sus informes no hacen referencia a las irregularidades que se cometieron durante el proceso, se harán cómplice de esta serie de ilegalidades.

¿Qué papel debe cumplir Henrique Capriles?
Él no va a reconocer el gobierno y en caso que se imponga la designación de Maduro. Creo que encabezará una oposición que no será democrática ni positiva. Será de confrontación permanente. Además no representa a una minoría sino a un grupo importante. Estamos hablando de la mitad del pueblo. Hay una fractura social que en determinadas circunstancia podría llevar a una guerra civil.

¿Cuál es el panorama que le espera a Nicolás Maduro? ¿Tendrá que negociar, concertar y abrirse al diálogo?
Se necesita a alguien inteligente, con sabiduría, con un alto nivel de tolerancia, con una voluntad de reconciliación, todas cualidades que no posee Maduro. Se necesita una persona que cogobierne en Venezuela con esa posición, reconociendo esos 7 millones de electores que no votaron por él. Sin ir muy lejos, el discurso de ayer estuvo lleno de expresiones amenazantes. Si no se dialoga y no se le otorga el espacio que necesita la oposición, no habrá reconciliación y se augura una relación complicada.