31 de julio del 2014 15 °C

VIDEO: una bola de fuego en el cielo causó alarma en Estados Unidos

La aparición de este fenómeno en California y Nevada fue precedida por una fuerte explosión. Podría tratarse de un meteorito

VIDEO: una bola de fuego en el cielo causó alarma en Estados Unidos

(YouTube)

Una fuerte explosión que se escuchó en gran parte de los estados de California y Nevada el domingo por la mañana sacudió casas y provocó una avalancha de llamadas a las oficinas de Policía en ambos lados de la Sierra Nevada, algunas de las cuales reportaron el avistamiento de una bola de fuego atravesando la atmósfera.

Los astrónomos dijeron que el ruido estremecedor y el espectáculo de luces celestes probablemente fueron causados por un meteorito que se despedazó al entrar en la atmósfera de la Tierra.

“Hizo que las cortinas de mi habitación se sacudieran tanto que golpearon la ventana un par de veces”, dijo Nicole Carlsen, del área de Reno (Nevada).

“Busqué información sobre algún terremoto, pero nada. Incluso salí al frente de mi casa para asegurarme que nadie chocó contra el garaje. Me habría gustado ver el meteorito”, agregó.

HIZO QUE SE SACUDIERA LA CASA
Erin Girard-Hudson, un residente de Arnold, California, le dijo al diario Union Democrat de Sonora que la explosión se escuchó alrededor de las 8 de la mañana, y que fue tan fuerte que hizo gritar a su hija de dos años de edad. “Hizo que se sacudiera la casa”, dijo. “Sonó como su estuviese al lado”.

Algunas personas dijeron haber visto al mismo tiempo una raya de luz brillante en el cielo. Los avistamientos ocurrieron más o menos en una franja de 600 millas (960 kilómetros) de ambos estados, incluyendo ciudades como Las Vegas, Elko y el Norte de Las Vegas las tres en Nevada y las áreas de San Francisco, Sacramento y Bakersfield -en California.

Los astrónomos dijeron creer que la luz misteriosa fue un bólido: un meteorito que al desintegrarse en la atmósfera emite una luz muy brillante. Agregaron que tomará tiempo determinar la trayectoria del meteorito y el sitio donde pudieron caer sus fragmentos.