08 de diciembre del 2016

Murió Fidel Castro: El fin de una era [MINUTO A MINUTO]

Fidel Castro dejó de existir a los 90 años. (Foto y video: AFP)

Fidel Castro, el dictador que marcó el último siglo con su revolución de barbudos y la lucha contra Estados Unidos, murió a los 90 años. Una Cuba en duelo le rinde tributo, mientras el mundo recuerda su influyente y controvertido legado.

El carismático líder, que jamás se deshizo de su barba y fumó puros hasta 1986, falleció el viernes a las 10:29 p.m. (hora de Perú y Cuba) según anunció su hermano, el presidente Raúl Castro, en un mensaje televisado.

[Así se dio el anuncio desde Cuba - VIDEO]

Revive el minuto a minuto:

 
 

Una Cuba en duelo se prepara este lunes para una semana de ceremonias y procesión. Los funerales de Fidel Castro se extenderán hasta el domingo próximo, cuando sus cenizas serán inhumadas en Santiago de Cuba, cuna de la rebelión que lo llevó al poder en 1959.

El traslado de los restos de La Habana a Santiago, distante a unos 900 km, llevará cuatro días y apunta a convertirse en una movilización de millones de cubanos.

El lunes se espera que lleguen los primeros vuelos comerciales de Estados Unidos a La Habana. Además, el gobierno suspendió los espectáculos, incluidos los partidos de béisbol, una de las pasiones de Fidel Castro. 

 

 

►ÍCONO DE LA IZQUIERDA

Los restos del ícono de la izquierda mundial fueron cremados este sábado bajo la misma reserva que hasta el último momento cubrió su vida íntima.

Fidel Castro se proyectó al mundo desde su pequeña isla del Caribe, donde ejerció el poder absoluto por 48 años. 

Poco después de derrocar al dictador Fulgencio Batista en 1959, abrazó el comunismo y montó un sistema de partido único que universalizó la salud y la educación gratuitas, pero en el que jamás aceptó disidencias. Decenas de opositores fueron encarcelados bajo su gobierno.

 

 

La isla, que se preparaba para celebrar una de las gestas de su histórico líder (el desembarco del yate Granma que dio paso a la hazaña revolucionaria), guarda un luto que durará nueve días. 

Una procesión con las cenizas de Fidel Castro recorrerá el país desde el miércoles por cuatro días hasta Santiago de Cuba (oriente), donde serán depositadas en el cementerio Santa Ifigenia, el 4 de diciembre. 

Fidel había cedido el poder en 2006 a su hermano Raúl a causa de una crisis intestinal que lo tuvo al borde de la muerte. En 2008 renunció definitivamente a la presidencia y en 2011 a la jefatura del Partido Comunista de Cuba.

Los cubanos ya llevaban una década sin Fidel al frente. 

 

 

►"PARÓ LA MÚSICA"

Fidel Castro había cumplido los 90 años el 13 de agosto. La vejez y las secuelas de la enfermedad lo habían diezmado, pero con su sola imagen seguía ejerciendo gran influencia.

"No creo que la muerte de Fidel cambie en nada la política del país, la política seguirá por el mismo curso que va. No es una noticia inesperada", declaró a la AFP Carlos Alzugaray, ex diplomático y académico cubano.

Su deceso tomó en pijamas a la mayoría de cubanos. Marco Antonio Díaz, de 20 años, contó que estaba en una fiesta en La Habana cuando, de repente, detuvieron la música para dar a conocer la noticia. La celebración terminó abruptamente.

"Regresé a casa y desperté a todo mundo: Murió Fidel. Mi mamá quedó pasmada", contó a la AFP este trabajador de una lavadora de autos.

Alejado del poder, Fidel se dedicó a escribir artículos de prensa y a recibir a personalidades en su casa en La Habana. 

En los últimos años se había obsesionado con el calentamiento global, el riesgo nuclear, la sobrepoblación mundial, la preservación de la paz y Estados Unidos, su eterno enemigo. 

Fidel Castro llegó a ser el más antiguo gobernante en ejercicio en el mundo y bajo su régimen nació el 70% de los más de 11 millones de cubanos.

 

 

IRREDUCTIBLE ADVERSARIO

Fidel alcanzó a ver lo que pareció imposible en su era: el fin de la enemistad con Estados Unidos. Cinco años menor, su hermano Raúl protagonizó un histórico acercamiento con el presidente Barack Obama.

Ambos países restablecieron lazos diplomáticos el 20 de julio de 2015, cerrando el último capítulo de la Guerra Fría en América.

Obama, que en pocas semanas dejará la Casa Blanca en manos de Donald Trump, dijo que "la Historia juzgará el enorme impacto de esta singular figura" que fue Fidel, y destacó que "durante mi presidencia trabajamos duro para dejar atrás el pasado" y basar "la relación (...) por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos".

 

 

Irreductible enemigo de Washington, Fidel no se opuso a la reconciliación diplomática, pero tampoco cedió a las presiones estadounidenses, incluida la del embargo vigente desde 1962 con el propósito de desmontar el régimen comunista.

En uno de sus últimos escritos, el dirigente cubano se refirió al entonces candidato Trump como un "descalificado". El hoy presidente electo ha enviado mensajes ambiguos sobre el futuro de la relación bilateral.

Aunque Trump dejó muy clara su postura al comentar la muerte de Fidel: "Hoy el mundo es testigo del deceso de un dictador brutal que oprimió a su propio pueblo por casi seis décadas".

Símbolo para unos de soberanía, dignidad, solidaridad y justicia social, el líder cubano también era para muchos la encarnación del mal, un dictador megalómano y cruel que no soportaba la crítica.

Miriam Leyva, una opositora que perteneció a las Damas de Blanco, cree que la muerte de Fidel abrirá oportunidades. "Ya es hora de que el pueblo cubano tenga posibilidades de tener nuevos dirigentes en Cuba y poder participar en la vida política, económica y social de nuestro país por voluntad propia", dijo a la AFP.

 

 

SIMPLEMENTE FIDEL

Uno de los últimos protagonistas de la Guerra Fría y de su momento más tenso -la crisis desatada por la instalación de los cohetes soviéticos con ojivas nucleares en Cuba en 1962-, Fidel Castro lideró un movimiento insurgente de alcance continental en América Latina.

Sin embargo, la izquierda en América Latina logró por la vía electoral lo que Fidel promovió con las armas. El líder cubano vivió lo suficiente para ver el resplandor y deterioro de gobiernos afines.

La Venezuela del fallecido Hugo Chávez le dio un respiro a la Revolución cubana tras el derrumbe de la potencia soviética. Fidel se convirtió en el guía del entonces mandatario, que antes de morir en 2013, delegó el poder a Nicolás Maduro, otro ferviente aliado de Cuba.

Nacido el 13 de agosto de 1926 en la aldea de Birán (oriente), hijo de un inmigrante gallego devenido terrateniente y una cubana humilde, Fidel derrocó la dictadura de Fulgencio Batista.

Bajo su gobierno, más de un millón y medio de cubanos abandonaron la isla por razones políticas y económicas, y se radicaron principalmente en Miami, Estados Unidos.

En abril, en la clausura del Congreso del Partido Comunista, había pronunciado un discurso con aires de despedida. "Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno".

Fidel enfrentó a 11 presidentes de Estados Unidos, y en 40 años (1958-2000) escapó a 634 complots asesinos, según Fabián Escalante, ex jefe de inteligencia cubano.

El líder de Cuba deja siete hijos de tres mujeres.

 

 

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO