Portaaviones nuclear de EE.UU. nunca partió a Corea del Norte

La poderosa flota de Estados Unidos siguió una dirección contraria y se dedicó a hacer maniobras conjuntas con Australia

Portaaviones nuclear de EE.UU. nunca partió a Corea del Norte

El portaaviones de Estados Unidos Carl Vinson está realizando maniobras en Australia en lugar de estar navegando hacia la Península de Corea. (AFP).

Washington. El portaaviones estadounidense Carl Vinson que, según declaraciones oficiales del Gobierno de Donald Trump, navegaba hacia la Península de Corea en medio de la creciente tensión bélica, nunca inició su viaje a esa región, admitió el martes un oficial de defensa de Estados Unidos.

 

La Marina anunció el 8 de abril que se había ordenado a un grupo naval de ataque dirigido por el portaaviones USS Carl Vinson "navegar hacia el norte" como "medida prudente" para disuadir a Corea del Norte de lanzar un eventual ataque.

Dos días antes, Estados Unidos había bombardeado con misiles Tomahawk una base militar siria por primera vez.

► El poderío de la flota que amenaza a Corea del Norte [FOTOS]

El jefe del Pentágono Jim Mattis dijo el 11 de abril que el Vinson estaba "en camino" hacia la península y el presidente Donald Trump afirmó al día siguiente: "Estamos enviando una armada muy poderosa".

Sin embargo, un oficial de defensa dijo este martes a la AFP que los buques permanecen frente a la costa de Australia. Una foto de la Marina mostraba al Carl Vinson frente a la isla indonesia de Java durante el fin de semana.

"Van a zarpar hacia el norte a través del mar de Japón en las próximas 24 horas", dijo el oficial, que solicitó mantener el anonimato.

Ante la amenaza nuclear creciente de Corea del Norte, Estados Unidos ordenó el despliegue del portaaviones USS Carl Vinson en la península de Corea.

El funcionario sostuvo que la flota no llegará a la región antes de la próxima semana, como mínimo, ya que hay miles de millas náuticas entre el mar de Java y el de Japón.

La prensa estadounidense interpreta el hecho como un engaño que se ha mantenido durante 10 días y sostiene que ello enloda a la cúpula militar, incluido el secretario de Defensa, Jim Mattis, y pone en duda el rigor de la estrategia de Estados Unidos en uno de los conflictos más volátiles y delicados del planeta.

Cuando se anunció el despliegue de la flota de ataque, muchos medios dijeron que los buques navegaban hacia Corea del Norte cuando, de hecho, estaban navegando en dirección opuesta.

► Así es el poderoso portaaviones que viaja a península de Corea

Según "The Washington Post" y "The New York Times", el 8 de abril el Carl Vinson estaba a 5.600 kilómetros de la Península de Corea y navegaba en dirección contraria, concretamente hacia el Índico para participar en unas maniobras conjuntas con la marina australiana. Nada se habría sabido, si no fuera porque la propia Armada hizo públicas el lunes una serie de fotografías tomadas el día anterior del portaaviones cruzando el Estrecho de la Sonda, entre Java y Sumatra. A más de 5.000 kilómetros de su teórico destino.

Washington subió el tono de su retórica antes del desfile militar de Corea del Norte y del fallido lanzamiento de un misil durante el fin de semana, mediante declaraciones del vice presidente Mike Pence el lunes, por las que advertía que la "paciencia estratégica" de Estados Unidos con Pyongyang había llegado a su fin.

Corea del Norte había respondido con sus propias advertencias belicosas, amenazando con efectuar pruebas semanales de misiles.

Fuente: Con información de AFP