Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Un museo por reubicar, por Walter Alva

“Ningún museo nacional del mundo está ubicado fuera del centro de la capital o ciudad importante que lo albergue”.

Un museo por reubicar, por Walter Alva

Un museo por reubicar, por Walter Alva

El inicio de la construcción del Museo Nacional (MUNA) en Pachacámac ha generado preocupaciones. Evidentemente, nadie discute la necesidad de una obra largamente esperada e indispensable para el sustento de nuestra identidad, fomento de la cultura y el turismo. Se trata de la mayor inversión del Estado en una megaobra que debe ser el referente y vitrina al mundo de nuestra extraordinaria herencia cultural. El gran problema es la ubicación que marca el éxito o el fracaso de sus principales objetivos. 

En principio, ningún museo nacional del mundo está ubicado fuera del centro de la capital o ciudad importante que lo albergue, los ejemplos exitosos sobran (México, España, Estados Unidos, Francia). Pachacámac no tiene un fácil acceso a la gran masa de ciudadanos de a pie y turistas con tiempo limitado. Cabe aquí recordar la pregunta que hace algunos años un investigador planteó: ¿Un museo para qué y para quiénes? La respuesta es obvia, no tendremos un museo de masas que cumpla con educar a las futuras generaciones en nuestro sentido de nación. 

Como conocemos, Pachacámac es uno de los más importantes centros ceremoniales del antiguo Perú donde, como corresponde, acaba de inaugurarse un magnífico museo de sitio que brinda amplia información sobre este monumento cuya integridad y prestancia jamás debe ser alterada. ¿Qué sentido tiene construir el gran museo del Perú enfrente? Comparativamente, a los mexicanos no se les hubiera ocurrido construir su gran museo nacional en Teotihuacán; su estratégica ubicación en el centro del Distrito Federal le permite recibir miles de visitantes por día.

La zona de Pachacámac por su proximidad al mar tiene altos índices de humedad y salinidad en el subsuelo y ambiente, características que han encarecido la construcción, innecesariamente planteada con tres niveles subterráneos. Sin embargo, el efecto más lamentable y letal lo sufrirá el valioso patrimonio cultural (textiles, metales, material orgánico, cerámica) que albergarán los depósitos absurdamente y contra todo principio de conservación planteados en los sótanos. 

Probablemente, todo es técnicamente solucionable, pero ¿a qué costo? El proyecto completo llega a cerca de 500 millones de soles y el mantenimiento a 20 millones por año. ¿Será posible que el Ministerio de Cultura en los próximos años pueda asumir esta responsabilidad con escasos ingresos por visitantes? Especialmente, hoy, que los organismos internacionales recomiendan el autosostenimiento.

Ejemplos de problemas parecidos sobran. En Trujillo está cerrando el Museo de Arte Moderno de Gerardo Chávez construido en el distrito de Laredo, mientras su pequeño Museo del Juguete en el centro de la ciudad mantiene una buena concurrencia. En Lima, el Museo de Arte, por su ubicación, es el más visitado de nuestra capital.

Para el MUNA resulta de urgencia un replanteamiento de la ubicación a fin de revertir este error, difícil situación heredada que debe afrontar la nueva gestión gubernamental. Más allá de contratos apresurados a pocas semanas del cambio de gobierno y, con probabilidad, legalmente bien amarrados, en el momento solo cabe una decisión política de emergencia, porque cada día que pasa, los camiones siguen trasladando toneladas de tierra del santuario para crear los tres sótanos de esta obra cuyo diseño arquitectónico pudo haber sido más representativo de un país con una larga tradición de arquitectura monumental.

Destacadas personalidades de la cultura han opinado sobre esta álgida ubicación que pudo haberse sometido a un mejor análisis y debate técnico. El apresuramiento político nos ha llevado a este punto que aún podemos revertir. Al margen, decidir una significativa inversión en cultura es un mérito que no podemos negar, pero tampoco podemos admitir que pedir un replanteamiento signifique el pretexto para abandonar este proyecto ya presupuestado que tiene el carácter de interés nacional.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías