Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Formas insólitas con las que pretenden pasar objetos a cárceles

Pese a que la ley dicta duras sanciones, personas intentan ingresar drogas y celulares en pasteles, condones y huesos

En el Perú hay más de 81 mil personas internas en 68 cárceles. Es sabido que los grandes problemas de estos establecimientos son la sobrepoblación, la falta de control en las comunicaciones y el tráfico interno de drogas y licor. Y aunque el 23 de julio del 2012 entró en vigencia una ley que penaliza severamente el ingreso, la posesión y el uso de objetos prohibidos en las cárceles; todavía hay gente que pone en juego su libertad al intentar llevar productos clandestinos a los prisioneros.

Hoy, por ejemplo, una mujer identificada como Rosana Meléndez –de 39 años- fue detenida en el penal de varones El Milagro de Trujillo por intentar pasar más de 1,5 kilos de pasta básica de cocaína y marihuana a esta cárcel. Según las investigaciones, ella habría camuflado los estupefacientes en 73 plantas para sandalias. De haber ingresado a la cárcel, la droga habría llegado a manos de Elvis Rodríguez, un interno que está inscrito en el taller de zapatería de la cárcel.

Una mujer fue detenida hoy en el penal El Milagro por intentar pasar droga escondida en 73 plantas para sandalias. (Foto: PNP)

Vale señalar que, según el Código Penal, aquella persona que intente ingresar equipos de comunicación, fotografía o filmación a las cárceles recibe una pena de entre cuatro a seis años de cárcel. El que intenta ingresar armas, municiones o explosivos será sancionado con entre 8 a 15 años de cárcel. Y, por último, el que se arriesgue a ingresar drogas a un penal puede pasar de 15 a 25 años de tras las rejas.

Estas son algunas de las formas más insólitas -e inútiles- con las que distintas personas han pretendido pasar objetos a las cárceles.

 DROGA EN PASTELES

En abril del 2015, tres mujeres intentaron ingresar droga al penal El Milagro. Ellas habían camuflado 100 gramos de marihuana y 20 gramos de pasta básica dentro de pasteles rellenos con manjarblanco.

Las detenidas fueron identificadas como Bertha Toledo Carbajal, Jenny Lavado Ávalos y Fanny Santos Polo. Pretendían que el cargamento llegue a manos de Juan Oswaldo Álvarez de la Cruz, preso en el pabellón 2 C.

PBC EN CONDONES

Este hecho ocurrió en diciembre del año pasado. Dos mujeres fueron detenidas, también en el penal El Milagro, por intentar pasar droga en preservativos. Esthefany Silvia Rodríguez y Helenni Gamboa Guevara habían introducido 200 gramos de PBC en condones y los escondieron en sus vaginas. El nerviosismo las delató y su delito fue revelado en el cubículo de revisión corporal del penal.

Un hecho similar ocurrió en setiembre del 2013 cuando Lily Pajares Hernández pretendió pasar 300 gramos de PBC y 50 gramos de cocaína también en sus genitales.

LA MARIHUANA EN LOS HUESOS

En octubre del 2016, dos mujeres fueron sorprendidas por agentes del INPE cuando trataban de ingresar varios paquetes de marihuana camuflados en los huesos de un seco de cabrito. Esto también ocurrió en el penal El Milagro.

La primera en ser intervenida fue María Portilla quien iba a visitar a su hijo. Se le hallaron 10 bolsas que contenían 190 gramos de droga. Luego, Yahaira Marquina Márquez también fue detenida por usar la misma modalidad. Ella tenía 550 gramos de droga.

(Foto: USI)
 

DROGA Y CELULARES EN MULETA

Luis Vegas Vásquez, de 36 años, interno del penal de Piura, pretendió hacer ingresar cuatro celulares y dos paquetes de PBC a la cárcel en mayo del 2016. Él había dejado el establecimiento bajo custodia policial para asistir a una terapia de rehabilitación. No obstante, cuando regresó, portaba una muleta de madera en la que había escondido los productos restringidos.

Vegas purgaba una condena de 35 años por homicidio calificado. Él no negó su culpabilidad cuando fue interrogado por los materiales que quería hacer ingresar al penal.

UN 'TAMAL' DE  PBC EN LAS SANDALIAS

Al parecer el truco de camuflar drogas en sandalias es ampliamente conocido por los agentes de El Milagro. En diciembre del 2015, Julissa Castillo Solano fue intervenida por querer pasar varios gramos de PBC a este establecimiento.

La Policía Nacional del Perú (PNP) precisó que la droga había sido camuflada por la mujer en una de sus sandalias. “El paquete (de PBC) tenía forma de tamal y estaba envuelto en una bolsa plástica”, añadieron fuentes policiales.

(Foto: Johnny Aurazo / El Comercio)
Tras su captura, Julissa Castillo fue puesta a disposición del Departamento Antidrogas de la PNP de Trujillo. (Foto: Johnny Aurazo)

La mujer, cuyo nerviosismo reveló su intención de acceder al penal con la droga, confesó que iba a visitar a su conviviente, Edwin Paredes, recluido por robo agravado.

Tags Relacionados:

Cárceles

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías