Ex jefe policial Roger Torres busca ser alcalde de Víctor Larco

Coronel que pasó al retiro postulará por el partido de Pedro Pablo  Kuczynski, con quien definió su candidatura

Ex jefe policial Roger Torres busca ser alcalde de Víctor Larco

Roger Torres tiene más metas: "Aspiro a un cargo de mayor importancia. Quizás una curul o una presidencia regional". (Foto: Johnny Aurazo)

JOHNNY AURAZO

Luego de un mes de haber dejado el uniforme policial que vistió 31 años, Roger Torres se confiesa. En octubre será el candidato de Pedro Pablo  Kuczynski (PPK) a la alcaldía de Víctor Larco Herrera, distrito en el que nació hace 52 años. 

— ¿Cómo y cuándo nace el interés de PPK por su perfil?
En enero del año pasado, un grupo de personas se me acercó para invitarme a formar parte de ellos. Lo tomé de una manera somera y les dije: “Si postulo por tercera vez [para general] y no entro al cuadro, pido mi baja”. Fue así y hoy estoy con ellos. 

— ¿Ya está inscrito en el partido [Perú Más] de PPK?
Aún falta inscribir el partido, pero ya soy parte de él. El 3 de enero estuve con Pedro Pablo [Kuczynski] en su casa, en Lima. Ahí se definió mi candidatura a la alcaldía de Víctor Larco. 

— Un sector político asegura que usted fue dado de baja y no precisamente que pidió su pase al retiro. 
Enterado de que ya no estaba en el cuadro, el 15 de diciembre pedí mi pase al retiro por motivos políticos. Algunos generales me llamaron desde Lima para preguntarme por qué me estaba retirando, les expliqué mis razones y me dijeron que aunque respetaban mi decisión, no estaban de acuerdo. 

— ¿Cuáles son esas razones?
Cuando postulas [para general] por tercera vez y no entras al cuadro, comienzan a relegarte. Pude haber sido oficial hasta los 61 años, pero hoy prefiero trabajar por mi ciudad desde otra perspectiva. 

— ¿No cree que asesinatos como el del director del penal El Milagro y el de William Galindo lo relegaron?
Con toda hidalguía lo digo: nunca he sido de pedir favores. Además, el comando estaba demasiado sensible por el Caso López Meneses y el coronel [Jorge] Linares.

— Usted afronta más de diez denuncias. 
Propias del trabajo policial.  Tengo la satisfacción de haber estado dos años en Trujillo y soportado toda la problemática. Después de Lima, este es el lugar más duro. O sales bien o sales golpeado. 

— ¿Usted cómo salió?
Bien. No le voy a mentir que no me afecta dejar el uniforme, pero la vida de un civil también es bonita. Hoy ando a pie, en mi carro o en micro, lavo mi auto en la calle y, sobre todo, almuerzo holgadamente sin tener que contestar ningún celular. 

— Usted es parte ahora de ese grupo de ex policías seducidos por la política: Octavio Salazar es congresista, y Elidio Espinoza y el mayor Marcial Ortiz también buscan convertirse en alcaldes.
No es casualidad. Somos muy solicitados por el perfil que tenemos. Todos hemos sido oficiales de campo y conocemos la problemática social. 

— ¿Alianza para el Progreso lo ha buscado?
No. Pero no descarto ninguna alianza con ninguna agrupación o movimiento político. 

— ¿Cree que está en ventaja  frente al resto de candidatos por su experiencia policial?
Sí. He sido el líder operativo policial y puedo tener cierta influencia en la institución. Además, nací y me crie en Víctor Larco. Es un peso más fuerte ser jefe de la región policial que alcalde.

— No es el único vecino de Víctor Larco: los apristas Carlos Calderón, Olga Cribilleros, Luis Santa María y Moisés Arias, y el actual alcalde también son de allá. ¿No se siente en desventaja en política frente a ellos?
A todos los conozco y respeto. Será complicado luchar contra APP y el Apra, son muy fuertes y seguro habrá golpes bajos, pero me estoy preparando y aprenderé.

— ¿Dónde terminan sus aspiraciones políticas?
Aspiro a un cargo de mayor importancia. Quizás una curul o una presidencia regional, aunque el poder no tiene por qué envilecer. 

— ¿Qué proyectos tiene para Víctor Larco?
Identifico tres problemas fundamentales: la erosión costera, el terminal pesquero y la seguridad en todo el distrito. 

— Acuña ha dicho que la inseguridad ciudadana es un problema que debe resolver el Ejecutivo. 
Se equivoca. El alcalde lidera las riendas de su jurisdicción.