20 de abril del 2014 17 °C

Accidente que acabó con la vida de dos escolares en el Cusco es el sexto en el mismo tramo

El kilómetro 50 de la vía Urubamba-Cusco es fatal. Se espera que hoy estén listos los resultados del dosaje etílico que se le practicó al chofer de la camioneta

Accidente que acabó con la vida de dos escolares en el Cusco es el sexto en el mismo tramo

En el kilómetro 50 de la vía Urubamba-Cusco han ocurrido este año seis accidentes de tránsito; el último sucedió a las 9:30 p.m. del último lunes, cuando una camioneta que transportaba a un grupo de escolares del colegio Cristo Redentor, del distrito limeño de Chorrillos, chocó contra un bus interprovincial. Dos estudiantes fallecieron y otras nueve personas que iban en la camioneta sufrieron heridas de gravedad en este nuevo accidente en la referida vía, en el Valle Sagrado de los Incas.

Las dos estudiantes fallecidas, Joselyn Leiva y Joselyn Mendoza, eran grandes amigas. Por eso, y por el entusiasmo que les dejó su visita a la ciudadela de Machu Picchu, eligieron sentarse juntas, en los dos asientos delanteros de la camioneta que las llevaría de retorno a la Ciudad Imperial. En la parte posterior iban otros cinco compañeros de clase y tres adultos del colegio Cristo Redentor.

Tras abandonar el tren, los jóvenes abordaron dos camionetas de la empresa de turismo Markawasi, que los devolvería al Cusco en dos horas. A las 9:30 p.m., a mitad de la ruta, la camioneta que iba adelante chocó contra el bus interprovincial Turismo Ampay, que venía en sentido contrario. “Creemos que ambos invadieron carriles, pues quisieron ganarle el paso a otros carros”, indica el mayor Andy Villacorta, jefe de la División de Investigación de Accidentes de Tránsito en Cusco. Para él, ese tramo resulta riesgoso por la oscuridad y falta de señalización.

“No hay ojos de gato ni la línea media que debe dividir los carriles. Además, los conductores suelen hacer la ruta a excesiva velocidad”, agrega el jefe de la Policía de Tránsito del Cusco, comandante Fidel Pisfil.

UNA SUMA DE ERRORES
El conductor de la camioneta, Mario Huamán Salas, quien resultó gravemente herido, le dijo al grupo de excursión que era gerente de Markawasi, aunque en la página de Sunat aparece como gerente de otra empresa: Sol Inka Tour. Además, según el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Huamán registra una infracción del tipo M-19, es decir, muy grave. Esta la cometió el 24 de diciembre de 2009.

Se espera que hoy estén listos los resultados del dosaje etílico que se le practicó a Huamán.

En tanto, ayer por la tarde, retornaron a Lima 13 estudiantes ilesos, 11 de los cuales iban en el segundo vehículo de la excursión. En el Cusco aún quedan dos menores en cuidados intermedios y otros dos en observación. También se encuentran en cuidados intermedios las profesoras Yanet Ríos Espinoza y Maritza Vargas, así como el chofer Mario Huamán y Guido Huamán Bañares, copiloto del bus de la empresa Ampay.

Además de una vía peligrosa y una empresa de transportes irregular, el viaje de los estudiantes del Cristo Redentor se gestó mal. Según voceros de la Unidad de Gestión Educativa (UGEL) 7, dicho plantel no solicitó el permiso de autorización de viaje de promoción.

Durante la tarde de ayer se supo que los padres de los menores sí autorizaron el viaje de sus hijos, por lo que, pese a no haber realizado el trámite ante la UGEL 7, el centro educativo no sería cerrado, pero sí recibiría una multa.

A SU SERVICIO
Las unidades de gestión educativa (UGEL) autorizan los viajes de promoción. La siguiente es la lista de documentos que se requieren para hacer este trámite. Resolución directoral del colegio que autoriza el viaje; se debe adjuntar las cartas notariales de los padres con el permiso de viaje de sus hijos.

Certificado médico de los alumnos en caso de que el viaje sea a la sierra. Adjuntar la lista de docentes y padres de familia que acompañarán al grupo. Copia de contrato con empresa de transportes o agencia de viajes que trasladará a los estudiantes. Debe incluirse la póliza de seguro de vida y contra accidentes de los pasajeros.

Constancia de reserva de los medios de transporte que se requerirán para las excursiones. La Dirección Regional del Ministerio de Transportes debe certificar si estos tienen licencias de funcionamiento.

Constancia de que las movilidades que se usarán tienen certificación de operación, SOAT y revisiones técnicas vigentes. Remitir estos documentos al Área de Gestión Institucional de la (UGEL) respectiva al menos una semana antes del viaje.