30 de septiembre del 2014 16 °C

Cabecillas de Sendero Luminoso se disputarían el control del Alto Huallaga

‘José’ se ha desplazado con sus seguidores al valle del Huallaga, donde el cabecilla es ‘Artemio’, para ampliar su ámbito de operaciones, según expertos. ‘José’ domina el VRAE

Los últimos ataques armados de las dos facciones de Sendero Luminoso en el Alto Huallaga y el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) han dejado al descubierto una realidad que no se debe olvidar: estos grupos siguen activos y responden a intereses económicos sustentados en el narcotráfico.

Además, los liderados por “José” se sienten poderosos en el VRAE y ahora estarían pensando en controlar el Alto Huallaga, donde se esconde y produce droga otro cabecilla senderista: “Artemio”. En medio de todo esto hay una población temerosa y un Estado que aún no reacciona con la fuerza necesaria.

Mientras el Gobierno afronta una crisis debido a serias denuncias de corrupción, los graves hechos en la selva reclaman atención, dada la amenaza a la estabilidad del país originada por las bandas terroristas que actúan con ingresos del narcotráfico, tanto en el Huallaga como en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Diversas fuentes consultadas por este Diario señalan que seguidores del cabecilla terrorista “José”, que domina el VRAE, se han desplazado al valle del Huallaga, donde el cabecilla es “Artemio”.

NADA DE ALIANZAS
¿Se trata de una visita para unificar el grupo terrorista dividido tras la captura de su fundador Abimael Guzmán? Son pocos los que piensan ello. La mayoría que conoce el accionar de estos delincuentes, entre ellos el general EP ® Eduardo Fournier, piensa que las intenciones de “José” no tienen nada que ver con la unión, sino con la intención de este sujeto y su gente de expandir su ámbito de operaciones al Alto Huallaga y también para estrechar el cerco en torno a “Artemio”, quien, gracias al accionar de la policía y las labores de erradicación, ha ido perdiendo hombres, armamento y sobre todo el negocio de la coca.

Justamente los últimos ataques protagonizados por los seguidores de “Artemio” tienen que ver con la defensa de los cultivos de coca ante el avance de los erradicadores del proyecto Corah. Según fuentes de la policía, las últimas operaciones de interdicción y erradicación han golpeado tierras que pertenecen a firmas de narcotraficantes que pagan cupos a los senderistas y también áreas que pertenecerían nada menos que a Édgar Mejía Ascencio, “Izula”, el segundo en la línea de mando y el más sanguinario seguidor de “Artemio”.

Este sujeto habría nacido en el caserío de Wiracocha, muy cerca de la localidad de Aucayacu. Es hermano de Félix Victoriano Mejía Ascencio, “Mono”, capturado meses atrás. En Wiracocha, por cierto, viven los familiares directos del fallecido cabecilla terrorista Mario Epifanio Espíritu Acosta, “JL”, y fue en este lugar donde, el pasado 17 de abril, la policía estuvo a punto de capturar a “Artemio”. Días después, sin embargo, él y sus subordinados se reunieron en este mismo punto para coordinar el reciente ataque, según consta en documentos de inteligencia. El lugar donde nació “Izula” es, pues, cuna del terrorismo y está siendo golpeado.

NARCOS PRESIONAN A SL
Debido al avance de la policía y del Corah, “Izula” habría sido presionado por narcotraficantes para dar una respuesta a la policía, pues a pesar de pagarle cupos, las operaciones de interdicción continuaban. La respuesta del sanguinario terrorista fue atacar a un grupo de erradicadores que se había separado del grueso del contingente que tenía mayor protección policial.

Los seguidores de “Artemio” volvieron tras la cacería que iniciaron las fuerzas del orden luego de la emboscada. Dos días después del ataque en Corvina Alta, la carretera que conduce de Tingo María a Aucayacu amaneció con pintas y trapos rojos.

El pasado jueves, el ministro del Interior, Octavio Salazar, recorrió durante más de una hora el sector donde trabajadores del proyecto Corah, fuertemente resguardados, seguían con su labor, muy cerca de donde se produjo la emboscada. “La única forma de derrotar al terrorismo en el Huallaga es atacando al narcotráfico”, dijo a este Diario un experimentado policía antidrogas. La fórmula ya es conocida ahora; falta aplicarla a gran escala.

MÁS DATOS
Pide información
La defensora del Pueblo,” Beatriz Merino”:http://elcomercio.pe/noticia/469860/beatriz-merino-pide-ministros-defensa-interior-que-expliquen-recientes-ataques-terroristas , dijo que los ministros de Defensa, Rafael Rey, y del Interior, Octavio Salazar, deben informar a la población sobre los atentados ocurridos en el VRAE y en el Huallaga.

¿Qué es el Corah?
El Proyecto Especial de Control y Reducción de los cultivos de Coca en el Alto Huallaga o simplemente Corah realiza su sacrificadas y peligrosa labor con la protección de la policía. Fue creado mediante un decreto supremo en abril de 1982.