23 de agosto del 2014 16 °C

Cajamarca: un comunero resultó herido en enfrentamiento con policías

El ex sacerdote Marco Arana denunció que el rondero junto a grupo de campesinos querían impedir que aguas de laguna El Perol sean bombeadas por Yanacocha

Cajamarca: un comunero resultó herido en enfrentamiento con policías

El líder del movimiento Tierra y Libertad, Marco Arana, denunció esta tarde que un grupo de comuneros de Celendín fueron dispersados a balazos por agentes de la Dinoes cuando se dirigían a la laguna El Perol para impedir el bombeo de sus aguas por parte de la empresa Yanacocha.

“Policía pagada por Yanacocha dispara contra guardianes de las lagunas cuando caminaban por carretera pública hacia laguna El Perol”, escribió Arana en su cuenta de la red social Twitter.

Minutos después, en comunicación con Canal N, el ex sacerdote detalló que el ataque se produjo a las 3:20 p.m. producto de lo cual resultó herido José Guillermo Cueva Huamán, de 30 años, en el brazo y abdomen.

“Los anuncios hechos por Yanacocha de que van a bombear las aguas de la laguna El perol, lo cual implica la destrucción de esa laguna, hizo que los comuneros tengan asambleas tanto en Bambamarca como en Celendín. Los campesinos iban a acampar como ha estado sucediendo en los últimos meses”, indicó.

Arana puntualizó que la masa que se movilizaba era de unos 1500 ronderos, pero “se les disparó sin ningún aviso”. “Todo indica que hay un clima de convulsión social por querer imponer el proyecto Conga sin llegar a un acuerdo sobre este delicado tema”.

También denunció que fiscal de Celendín llegó “una hora después” pero no pudo levantar denuncias, pues adujo que “no era de su competencia y que ello estaba en manos de la fiscalía de Chiclayo”. “Estamos hablando de un lugar donde la ley la impone Yanacocha, porque son policías pagados por Yanacocha, pagados por el Estado, es la Dinoes”, sostuvo.

El religioso manifestó que la propuesta de quienes durante los últimos meses han levantado su voz de protesta ante el proyecto minero Conga es que “no se siga destruyendo las cabeceras de cuenca puesto que Yanacocha ya ha destruido más de 20 lagunas en 20 años”. “El río Grande que abastece con 70% de agua a Cajamarca, recibe aguas bombeadas y según declaraciones oficiales de la empresa así seria a perpetuidad. Proponemos que se regule y se controle la actividad minera”, apuntó.