23 de abril del 2014 22 °C

Hoy se sabría si el religioso inglés Paul McAuley podrá quedarse en el país hasta la resolución de su caso

La Corte Superior de Justicia de Loreto resolvió ayer admitir el hábeas corpus presentado por su defensa. En la próximas horas el Poder Judicial decidirá si se aprueba el recurso

Hoy se sabría si el religioso inglés Paul McAuley podrá quedarse en el país hasta la resolución de su caso

Una nueva etapa comenzó ayer en el caso del religioso inglés Paul McAuley, a quien se le canceló la visa de residencia en el Perú por participar en protestas. La Corte Superior de Justicia de Loreto resolvió ayer admitir el hábeas corpus que presentó el hermano el último lunes. Si este documento es aprobado, McAuley podrá permanecer en el país durante el proceso que determinará su estadía definitiva.

De acuerdo a Constante Díaz, abogado de McAuley que trabaja en representación del Vicariato de Yurimaguas, con esta admisión del recurso se ha dado el primer paso.

YA LO CITARON PARA CANCELAR SU VISA
“Ya citaron al hermano Paul para que rinda su manifestación sobre las razones en las que se basa la resolución de la Dirección General de Migraciones (Digemin) para que su visa sea cancelada y deba abandonar el país”, señaló. Díaz añadió que también se ha recopilado la declaración del Ministerio del Interior para que esclarezca estos motivos.

Lo que se ha argumentado en el hábeas corpus es la investigación para decidir la cancelación de la visa, lo que viola, según la defensa de McAuley, su derecho de libre tránsito. “Además, esta decisión está cuestionando el papel que tiene la Iglesia en la sociedad”, añadió.

“Mañana [hoy] a primera hora se debe conocer si es que el Poder Judicial aprobará este recurso, con lo que suspendería la aplicación de la resolución del Digemin hasta resolver el caso”, aseguró.

MÁS ACCIONES
Mientras tanto, existe una acción de amparo que también fue presentada por el religioso el lunes y que al cierre de esta edición aún no había sido aprobada. Este recurso busca la cancelación definitiva de la resolución del Digemin; es decir, que se le restituya la visa.

“Este proceso demoraría de uno a dos meses, donde estamos defendiendo el derecho a la igualdad y del ejercicio público del hermano Paul”, dijo Díaz.

“Pero lo que buscamos ahora es que pueda permanecer en el país para dar su defensa en ese proceso, por lo que esperamos la respuesta del Poder Judicial mañana [hoy], cuando se vence el plazo para que se retire del país de acuerdo a la Digemin”, indicó.