01 de septiembre del 2014 15 °C

Huelga de Essalud perjudica a pacientes de Trujillo, Chimbote y Arequipa

Mientras tanto, en Lima, asegurados del Hospital Rebagliati pidieron mejores condiciones para que “nos puedan atender como seres humanos”

En Lima, un médico del Hospital Rebagliati denunció la repartición de panfletos que señalan que los médicos de Essalud son los \"mejor pagados del sistema público peruano\". (Canal N)

Unas 11 mil citas y 700 operaciones programadas se han dejado de atender en el Hospital Víctor Lazarte Echegaray de Trujillo desde que los médicos de Essalud iniciaron su huelga indefinida el pasado 7 de agosto en reclamo del incremento de sus sueldos y mejores condiciones de trabajo.

El secretario general del sindicato de La Libertad, Mario López, indicó que esperarán hasta el miércoles para conocer detalles de las negociaciones entre autoridades de la institución y del Ministerio de Trabajo, a fin de definir su posición frente a la medida.

Mientras tanto, en la ciudad de Chimbote, en Áncash, son casi 7.500 asegurados los que han dejado de ser atendidos en el Hospital III de Chimbote, mientras que 280 intervenciones quirúrgicas fueron suspendidas.

La atención solo se brinda mediante piquetes de emergencia, precisó a RPP el presidente del cuerpo médico del citado hospital, Miguel Saldarriaga.

En cuanto a Arequipa, los médicos adelantaron que podrían iniciar una huelga de hambre el miércoles 22 si es que no encuentran solución a sus reclamos. “No actuaremos contra los asegurados, por ello la propuesta de dar de alta a los hospitalizados queda descartada”, resaltó Saldarriaga.

DENUNCIAN PANFLETO
Mientras tanto, en Lima, el médico del Hospital Rebagliati, Ángel Díaz, denunció que se están repartiendo panfletos en donde se dice que los médicos son los “mejor pagados del sistema público peruano”. “No se justifica la absurda huelga promovida por médicos apristas”, se lee en parte del texto mostrado a Canal N.

De otro lado, pacientes que justamente salían del nosocomio refirieron que se les había reprogramado sus citas y pidieron a las autoridades que solucionen la huelga, porque finalmente se perjudica a los asegurados. Una señora señaló que espera que “nos puedan atender a nosotros como seres humanos”.