Indeci pidió evaluación de Urubamba por aire para descartar desastres

El alcalde Edilberto Cuéllar solicitó prorrogar estado de emergencia que vence en noviembre

Indeci pidió evaluación de Urubamba por aire para descartar desastres

Por Roxabel Ramón

“Tenemos miedo de que haya otro aluvión, pues algunos vecinos han subido al pie del nevado y verificaron que el cerro está a punto de caer sobre la laguna Puca Cocha”, dice, sin sustento técnico, el alcalde de Urubamba, Edilberto Cuéllar.
Sea por esos rumores o por el reciente aluvión ocurrido el domingo, el burgomaestre solicita que el estado de emergencia en que ya se encuentra la provincia cusqueña hasta el 9 de noviembre –tras los desastres naturales de enero como consecuencia de las lluvias–, se amplié hasta fin de año.

“Necesitamos más presupuesto de parte del Gobierno Central”, dice y agrega que el estado de emergencia no es amenaza para la realización de la CADE presidencial el próximo mes en Urubamba.

“Queremos pedir esa prórroga de la emergencia por 60 días”, confirmó el presidente regional, Hugo Gonzales, quien acusó al Ejecutivo de demorar el trámite para realizar sobrevuelos sobre la mencionada laguna. “Mañana [hoy] voy a viajar a Lima a pedirle a la Presidencia del Consejo de Ministros que autorice un helicóptero para Cusco”, dijo.

El jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil en Cusco, Randolfo Ancí, refirió que aún no conoce las causas por las cuales se produjo el huaico que sorprendió a Urubamba la medianoche del último domingo: “Hemos solicitado desde el lunes una evaluación urgente por aire. Esto es importante para descartar que la laguna corra riesgo de desembalse. Aunque creamos que eso es poco probable, preferimos tener certezas”. Ancí reiteró, no obstante, que el colegio Ollanta, donde el próximo mes se realizará la CADE está fuera de riesgo por ubicarse a varias cuadras de las quebradas.

VUELVE A LA NORMALIDAD
Ayer los vecinos continuaron limpiando sus casas y calles. El transporte y las actividades comerciales empezaron a normalizarse en la avenida principal de Urubamba, Mariscal Castilla, por donde discurrió el torrente de lodo, piedras y palos el domingo.

Unos 7 kilómetros de distancia recorrió el huaico desde la base de la montaña Chicón hasta llegar a pocos metros del río Vilcanota. “Espero que eso pueda terminar de limpiarse en cuatro días más, pues se ha aumentado la maquinaria”, dijo Ancí. Sin embargo, el alcalde Cuéllar denunció por la tarde que las labores estaban detenidas debido a la falta de combustible. “Ya hemos enviado 1.000 galones de petróleo”, respondió al cierre de edición el presidente Gonzales.