02 de septiembre del 2014 15 °C

Ola de frío en Puno: los reclamos del Gobierno regional

No existe un mapa de riesgos naturales para la región, la más afectada por el frío; los recursos del gobierno central son ejecutados por sus propias unidades descentralizadas; las carencias en infraestructura de salud son otro gran obstáculo

Ola de frío en Puno: los reclamos del Gobierno regional

Por Hans Huerto.

Las duras imágenes de la ola de frío en Puno y el saldo humano que viene dejando han sensibilizado a buena parte de los ciudadanos que en diarios y programas dominicales tomaron conciencia de la gravedad del fenómeno, que se repite invariablemente a cada invierno.

Es así que esta tarde el ministro de Salud, Óscar Ugarte, arguyó que la “debilidad” política del gobierno regional puneño es el principal obstáculo para la planificación y ejecución de gastos a fin de paliar las difíciles condiciones en que viven las poblaciones altoandinas.

“Hay una mayor debilidad de la capacidad de respuesta de la autoridad regional de Puno para responder a esta situación. Hay un problema de falta de atención, de organización, y eso le corresponde liderar a la autoridad regional y a las direcciones de salud”, dijo Ugarte a CPN Radio.

Casi 50 de los 211 niños fallecidos en el Perú desde enero a raíz de extremas condiciones climáticas corresponden al departamento de Puno, recordó Ugarte.

“En el caso de Puno se han entregado 4 millones 100 mil soles para garantizar la logística que contribuya a vacunar a la población, contratar personal si le falta o capacitarlo. Puno cuenta con todos los recursos necesarios”, insistió Ugarte.

”ACÁ NO HAN ENVIADO NADA”
Sin embargo, las declaraciones del titular de Salud contrastan con las del Gerente del Gobierno Regional puneño, Lucio Mamani Ticona.

Elcomercio.pe conversó con Mamani, quien aseguró que no hay recursos que se hayan conducido del Ejecutivo al gobierno regional para hacer frente a esta situación.

“No ha llegado un solo sol al gobierno regional. Si el Ejecutivo ha destinado recursos, ha sido para ejecutarlos a través de sus OPDs (organismos públicos descentralizados)” precisó Mamani.

La autoridad regional también precisó que anualmente se diseña y ejecuta un plan de trabajo en que se especifican todas las acciones a desarrollar por Defensa Civil, por el sector agrario, por el sector vivienda, por el sector salud incluso, a fin de prevenir y paliar las consecuencias del frío.

Sin embargo, aún así el Ejecutivo declara en emergencia la provincia –a pesar del referido plan, señala Mamani- y luego conduce sus recursos a través de sus OPDs.

PUNO NO TIENE MAPA DE RIESGOS
Asimismo, Mamani también indicó que el Instituto de Defensa Civil no ha diseñado a la fecha un mapa de peligros naturales para Puno, a pesar de que es la región que año a año se ve más afectada por el frío. Lugares tan disímiles como Cerro Azul y Sechura, por ejemplo, sí cuentan con un mapeo de los riesgos naturales que pueden albergar sus territorios.

El Indeci, sí, ha donado a los afectados que han tenido que desplazarse por el frío una serie de carpas para pernoctar. Sin embargo, ha señalado Mamani, se trata de carpas hechas para las condiciones climáticas costeras.

“Ahora recibimos frazadillas, ya no frazadas. Y ropa de material acrílico. Estas prendas se enfrían muy rápido a la intemperie y se calientan con facilidad en el calor: el cambio de temperaturas brusco, en el cuerpo de quien usa esta ropa, facilita la ocurrencia de enfermedades respiratorias”, precisa la autoridad del gobierno regional.

A manera de resolver las consecuencias del frío e inyectar cierto dinamismo a la economía rural de Puno, Mamani también propuso que los recursos del Ejecutivo fueran conducidos a los artesanos locales, expertos en el tejido de frazadas resistentes al frío.

FALTA INFRAESTRUCTURA EN SALUD
Aún así, el gobierno regional puneño es en buena parte, también, responsable por que persistan los problemas de cada año ante el frío. Uno de estos, en particular, ha venido siendo la falta de centros de salud.

Aunque se ha previsto la construcción de más postas –en las provincias de Ayaviri y Putina, entre otras- en Juliaca, donde se registró en lo que va del año la muerte de 24 niños por el frío, aún se ha trabado la edificación del Hospital materno infantil.

Este centro de salud tendría que estar enfocado a la atención de los casos por emergencias climáticas, una constante a lo largo del año. No obstante, el Consejo regional ha puesto una serie de observaciones al proyecto, que hoy por hoy ya fue licitado para su ejecución. Incluso así, en el presupuesto no se ha considerado aún la implementación de un personal fijo para la atención médica, confesó el mismo Mamani.

VACACIONES EN JULIO
El gerente del gobierno regional de Puno también propuso que, dadas las condiciones climáticas de la sierra, se dispongan horarios vacacionales distintos para el Estado y los colegios nacionales en el departamento. De manera que los niños no vayan a clases en los meses en que el frío es más intenso.

En general, tras el diálogo con Mamani, la inquietud por si la responsabilidad de la prevención recae en el Ejecutivo o el gobierno regional queda en algo relegada por una pregunta más amplia: ¿A qué instancias de diálogo y coordinación acuden ambas autoridades a fin de procurarle el abrigo a nuestros compatriotas? La respuesta parece yacer debajo de una gruesa capa de hielo.

Tags relacionados

Puno

Ola de frío