Augusto Baertl: Hubo una imposición para no contratar a Huaroc

Ex presidente de Petro-Perú también denunció interferencia política del Ejecutivo para evitar que ex candidato asuma gerencia

El ex presidente de Petro-Perú Augusto Baerlt habló de su salida de la empresa y de las razones por las que pensó en Vladimiro Huaroc para la gerencia de gestión social. (Video: El Comercio)

Juan Saldarriaga

Luego de dejar la presidencia del directorio de Petro-Perú, Augusto Baertl habló sobre las discrepancias con el Ejecutivo ante la posibilidad de que Vladimiro Huaroc, ex candidato de Fuerza Popular, asumiera como gerente de gestión social de la empresa.

La designación del señor Huaroc. Había una gerencia nueva de gestión social...
Lo primero que hay que entender es cuál es el mandato que recibimos al asumir el liderazgo de la empresa. Asumimos el mandato de poner en valor los activos de Petro-Perú. Encontramos un Petro-Perú con el oleoducto [Nor Peruano] parado desde febrero, con una refinería [de Talara] en construcción, una inversión cuantiosa, sin gerencia, sin supervisión, sin financiamiento. Y, por último, estas dos grandes instalaciones rodeadas de una conflictividad social sumamente riesgosa y peligrosa, que ponen en riesgo per se la inversión que se estaba realizando y el desarrollo y la producción petrolera del país. En estas circunstancias se definieron tres grandes objetivos: sacar adelante Talara, porque ya la inversión estaba muy avanzada; reponer el servicio del oleoducto y potenciarlo tecnológicamente; implementar una nueva política de gestión social que permita a Petro-Perú volver a hermanarse con su entorno social. Eso intentamos.[...] En la parte de gestión social se vino trabajando desde el primer día que llegamos con el señor Vladimiro Huaroc como asesor. Con él hicimos talleres, viajamos a Talara y a Piura, analizando la realidad. Le encargamos que nos presente un plan de gestión social, cosa que hizo. Todo esto como asesor. Y al ver su trabajo y confirmar sus antecedentes, es que hemos procedido a proponerlo como gerente del área social.

No había designado...
El directorio de la empresa, a mediados de noviembre, acordó nombrarlo como gerente social a partir del 1 de diciembre. No es verdad que no había sido nombrado como dice la doctora [Mercedes] Aráoz. Sí había sido nombrado. Y nos hemos ratificado ayer, miércoles 30, en sesión del directorio. Lo hemos ratificado así.

Usted ha comentado que Petro-Perú debe tener independencia política. En ese sentido, ¿a qué obedece estas discrepancias con el Ejecutivo?
Bueno, discrepancias porque pensamos diferente. Creemos que es muy conveniente la persona de Vladimiro Huaroc. Lamentablemente, esto no solo quedó en una discrepancia, sino quiso haber una imposición de una instrucción de no contratarlo. Las razones son meramente políticas. Creo firmemente que si el Estado quiere ser empresario, debe respetar a la empresa como tal y darle total independencia del poder político. Aquí hubo una interferencia política que, para nosotros, no ha sido aceptable.

En el caso de la refinería de Talara, ¿qué debe hacerse?
La refinería está caminando muy bien. La refinería está avanzando. El programa en Talara se ha ordenado muy bien. Desde hace dos días entró a operar la empresa Deloitte como gerente del proyecto. Ya llegamos a un acuerdo con CPT como supervisor de toda la obra y no solo sobre la parte que se le había dado a Técnicas Reunidas, a quien a su vez se le está dando el encargo de que se desarrollen todas las obras complementarias y las obras tercerizadas. Todo esto se ha ordenado. El aspecto del financiamiento se ha avanzado muchísimo, y se tiene proyectado que para el mes de enero o febrero se salga al mercado internacional, se emitan bonos de Petro-Perú y levantar 1500 millones de dólares adicionales a los 1500 [millones de dólares] que se piensan conseguir con la garantía del gobierno español. Le deseo muchísimos éxitos al señor Luis García Rosell.

MÁS EN POLÍTICA

 


Tags relacionados

Petro-Perú