En Brasil investigan a esposa de ex ministro de Alan García

Colaborador eficaz señala a Zaida Sisson como presunta receptora de dinero para favorecer a firmas implicadas en pesquisa

En Brasil investigan a esposa de ex ministro de Alan García

LA PAREJA. Zaida Sisson y su esposo, el aprista Rodolfo Beltrán Bravo, quien fue ministro de la Presidencia en el primer gobierno de García y alto funcionario en el segundo. (Foto: Alberto Villanzona/ Archivo El Comercio)

El caso de corrupción que remece Brasil, Lava Jato, empieza a tocar las puertas del Perú. La Policía Federal de ese país allanó ayer el domicilio en Sao Paulo de la empresaria Zaida Sisson de Castro, cercana al brazo derecho del ex presidente brasileño Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, José Dirceu, procesado y desde ayer encarcelado por este escándalo 

Sisson es esposa del ex ministro y alto funcionario aprista, Rodolfo Beltrán Bravo. 

En 1989, Beltrán fue ministro de la Presidencia de Alan García, y entre el 2006 y el 2011, vicepresidente de Agrobanco y director de Pronamachcs-Agro rural.

El allanamiento se concretó luego de que el Poder Judicial de Curitiba recogiera evidencias que involucran a Sisson en presuntas acciones destinadas a favorecer a dos importantes compañías brasileñas, con el fin de obtener irregularmente contratos en el Perú: Galvao Engenharia y Engevix. 

Durante el segundo mandato de García, ambas firmas obtuvieron importantes contratos con el Estado Peruano.

Un colaborador eficaz ha revelado a la Fiscalía de Brasil que Zaida Sisson habría operado para José Dirceu, uno de los hombres fuertes del Partido de los Trabajadores y estrecho colaborador del ex presidente Lula, y habría recibido dinero de estas empresas a cambio de obtener contratos de obras públicas en el Perú a favor de esas firmas.  

Documentos obtenidos por El Comercio revelan lo que sería el primer enlace directo del Caso Lava Jato con el Perú. 

El allanamiento
La Policía Federal intervino ayer el departamento 34B de la calle Amaral Gurgel 593, en Sao Paulo, considerado el domicilio legal de Zaida Sisson de Castro, e incautó documentos, teléfonos, computadoras, libros contables y dispositivos de almacenamiento de datos.

El hecho fue difundido también por el diario “Folha de Sao Paulo”. 

La orden judicial señala que la diligencia en el inmueble tuvo “por objeto la recolección de pruebas relativas a las prácticas realizadas por los investigados de los crímenes de corrupción y lavado de dinero, además de los crímenes anteriores al lavado de dinero, especialmente al pago de sobornos a José Dirceu de Oliveira e Silva y a sus asociados, así como a Renato de Souza Duque y a Joao Vaccari Neto”.

Con ello, las autoridades buscaron información que les permita confirmar el presunto nexo de Sisson con el mayor escándalo de corrupción de Brasil.

Lee el informe completo en la edición impresa de El Comercio